Vargas Llosa defiende la tauromaquia como parte de la cultura

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

En su columna en el diario El País, Mario Vargas Llosa celebró la votación de los magistrados del Tribunal Constitucional. El Nobel de Literatura aseguró que son pocos los peruanos que son “enemigos de la fiesta” y señaló que las corridas de toros son un espectáculo “que forma parte esencial de la cultura peruana desde que esta existe”.

“Quiero felicitar a los miembros del Tribunal Constitucional del Perú por haber rechazado, en un fallo que los honra, la solicitud de los ‘animalistas’ que pedían prohibir las corridas de toros y las peleas de gallos en nuestro país. (...) La astucia de los ‘animalistas’ los llevó a identificar las corridas de toros y la pelea de gallos como dos manifestaciones de la crueldad contra los animales, una viveza criolla típicamente deshonesta, pues acerca cosas que son muy distintas, aunque en ninguna de ellas haya razón para prohibirlas”, escribió.

El escritor contó que fue durante la visita a un museo en las afueras de San Sebastián donde pensó en “aquellos momentos prodigiosos que suelen suceder en las plazas de toros, cuando, de un modo misterioso, el toro y el torero alcanzan una complicidad inexplicable, como si el diestro y el animal hubieran establecido un pacto de honor para rozar la muerte sin hollarla, mostrar la vida en todo su extraordinario esplendor y recordarnos al mismo tiempo su fugacidad, esa paradoja en la que vivimos, como el torero nos muestra en una buena faena, que lo hermosa que es la vida depende en gran parte de su precariedad, de ese pequeño tránsito en que ella puede desaparecer tragada por la muerte”. "Por eso, ningún otro espectáculo como la fiesta representa con más belleza y agonía que los toros la condición humana”, concluyó.

Mario Vargas Llosa cerró su texto criticando con dureza a los animalistas, a quienes tildó de “fanáticos” y acusó de utilizar pretextos para despreciar la libertad: "Por eso, el fallo de los jueces del Tribunal Constitucional del Perú hay que celebrarlo no como un episodio local, sino como una victoria de la democracia y de la libertad contra sus tradicionales enemigos”.

Categoria: