Un toro y un torero en Bogotá

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Al encierro de don Miguel Gutierrez en Bogotá le faltaron " cosas " pero tuvo virtudes, entre ellas nobleza, marca de la casa . No creo que se pueda decir ( aunque respeto opiniones ajenas ) como he visto en ese inmenso mar de tumultuosas protestas y halagos que es facebook de que " nos han engañado ". En la tablilla se dejó el registro de la edad de los toros y eran mas que cuatreños; hubo uno que tenía mas de 5 años. La corrida tuvo mas cara que de costumbre de lo que cría el ganadero caldense, tenían culata, cuerpo , aunque un par adolecieron de debilidades en sus extremidades.

El lote de Morante, insufrible. Su primero cortaba y pegaba unos tornillazos impresionantes y defendiéndose. Morante sufrió un corte en el dedo indice de la mano izquierda pero no tocó tendones y salió para el segundo toro por cierto falto de fuerza, la cara arriba y buscando los adentros. El de La Puebla lo esperó, lo consintió pero el toro sin celo. De pronto , pegó un arreón y literalmente le quitó la muleta.Ni casta ni bravura. Nos dejó con muy poquita miel en los labios , unos lances a la verónica con con el mentón adosado al corbatín, el cuerpo flexible acompañando la embestida del toro y una media en el primero, marca de a casa. Chispazos , destellos de un torero genial que apenas si le vimos. No tiene suerte en Bogotá. En sus dos presentaciones anteriores se fue de vacío y hoy, con excepción de detallitos, apenas si pasó por allí, cate que no te vi.

Luis Miguel Castrillón lo intentó pero su primero no tenía opciones y el segundo que sí generaba opciones, no hubo concierto del antioqueño con las embestidas del toro y eso que tuvo actitud buscándole las vueltas pero no encontró el camino.

EL FENOMENO CASTELLA

Se llevó el lote. Desandó el paseillo con una sola oreja, una merecida vuelta al ruedo con el público en pie tras pinchar una obra de arte en su segundo y en su primero donde manejó las alturas de manera excepcional con un toro que galopaba y era pronto dejó momentos muy armónicos con esa clase del toro. Filibustero no tuvo buen final pues terminó gazapeando. Estoconazo que cayó bajo. Una oreja.

Lo de su segundo es de una belleza, de un conjunto de lances y pases donde corrió la mano con generosidad, la bajó cuando fue necesario, llevó al gran toro "Adinerado " el mejor con diferencia de esta contradictoria tarde, con cadencia, ritmo y era una auténtica sinfonía de toreo con ese ejemplar que echaba el morro abajo ( untado de arena ), y obedecía que era una dicha la construcción de ese monumento a lo soñado del torero francés. Eso, sí, todo hay que decirlo, al toro le faltó esa chispita, esa alegría que al final genera esa contenida emoción en el espectador. Como esta toreando de bien Castella, como entiende al toro, como sabe pulsar y tensar las cuerdas de su alma para transmitirnos ese bien hacer. Y no eran solo pases y lances sino registros de una amplia gama de repertorio. Lentitud, reitero, cadencia, despaciosidad como en esa ranchera del maestro José Alfredo Jimenez. Pero ese cuadro reluciente de colores y contenido se estrelló contra la evidencia . Se precipitó y en los medios pinchó...Se esfumó la puerta grande. Los tres toreros abandonaron la plaza a pie pero la ovación quedó en la espuerta del artista nacido en Bézier. Ahhhhh!!. y Andrés Roca Rey no vino por una gastroenteritis y tampoco irá a México a la corrida de aniversario y las subsiguientes pues canceló su paso por ese país. Vino Castella.

Fotos por Farley Betancourt , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categoria: