Simon Casas habla alto y claro con mensaje a las figuras Y POR LA RENOVACIÓN

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Las figuras han de reconocer que sus méritos innegables no siempre se corresponden ya a su rentabilidad económica después de diez, quince o veinte años de estar en la cumbre’.

Esto expresa en un artículo escrito por Simon Casas el mandamás de Plaza1 que lleva entre otras la de Madrid y Valencia.

Formula reflexiones muy hondas sobre los cambios que va teniendo la sociedad y el paso del toreo por esos filtros, de las figuras, del bombo, de la renovación en el escalafón.

LOS CAMBIOS EN LA SOCIEDAD

‘Pero en los últimos diez o quince años algo ha cambiado en España y en la sociedad y sentido de lo justo, de la competencia, el mensaje del talento y del esfuerzo era algo que estaba desapareciendo. No había ilusión ni en el público ni en el propio toreo’.

EL BOMBO

‘El ‘bombo’ no es un fin, es un medio para favorecer la creatividad. El objetivo es la creatividad, en la tauromaquia como en todas los artes… Creatividad y libertad: sin estos conceptos no hay futuro’.

APOYAR NUEVOS NOMBRES, RENOVAR
‘Hay que facilitar el lanzamiento de nombres y hombres que tengan talento y condiciones. Hay que decirle al público y a la sociedad que somos el lugar natural en donde la honestidad, el talento y el esfuerzo tienen su máxima recompensa’.

COMPETIR Y EL INMOVILISMO COMO DRAMA DE LA FIESTA

. Que el talento y el trabajo sean la única causa del éxito. Y no sólo en los toreros, sino en los ganaderos y en los empresarios. En todos los sectores se ha de concurrir en libre competencia. En todos. Sólo de la Competitividad de ideas y talentos sale lo mejor de nosotros y eso es lo que quiere el público. Que demos lo mejor de nosotros. Y lo mejor no consiste en seguir haciendo lo mismo año tras año. Década tras década. El toreo ha pretendido hacer siempre lo mismo, usar los mismos métodos, las mismas programaciones, las mismas ofertas, con la osadía un tanto estúpida de que algo cambie y mejore. Porque la auténtica osadía, la osadía negativa contra el toreo ha sido el inmovilismo.

Categoria: