Ser figura es muy difícil: Simon Casas

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Según informa Salamanca al día, Ciudad Rodrigo fue el escenario para un emotivo discurso de Simón Casas en el que reivindicó al toreo y contó anécdotas de cuando " echaba capa" como francés por los campos salmantinos.Fue un pregón tachonado de mucho sentimiento.

Una vez Manuel Perera fue proclamado Triunfador de la 64ª Temporada de la institución, y tras hacerse varios reconocimientos más (a María Conde por sus 100 años y al ganadero Gómez de Morales por ser elegido su eral el mejor de la final del pasado domingo), las tablas del Teatro Nuevo Fernando Arrabal albergaron el pregón carnavalero del Bolsín Taurino Mirobrigense, que este año corrió a cargo del empresario Simón Casas, quién en la actualidad gestiona por ejemplo la Plaza de Las Ventas de Madrid.

Simón Casas, que fue presentado por José Ramón Cid (su hermano Miguel se encuentra en Panamá), hizo una intervención sin ningún tipo de papel de unos 25 minutos de duración, donde demostró una enorme pasión por el mundo de la tauromaquia, así como por Ciudad Rodrigo. Precisamente, explicó que había aceptado dar este pregón porque en su día, cuando quería ser torero, viajó desde Nimes a Ciudad Rodrigo haciendo autostop para intentar hacer de capa. Sin embargo, al llegar, los astados ‘le dieron miedo’.

Al hilo de esto, dijo que “nos debemos nutrir de lo que no hemos sido capaces de hacer, para así alimentar nuestro sueño, nuestra entrega”, de tal modo, que aunque no fue capaz de darle un pase a los toros en Ciudad Rodrigo, siguió con su sueño. Ante esto, le dijo a los jóvenes finalistas del Bolsín que tienen la “obligación de la entrega en la Plaza, en la vida, con vuestros amigos; dad el ejemplo”.

De igual modo apuntó que “es difícil ser figura del toreo, pero el hecho de intentarlo lo construye”. En torno a esto, dijo que “nunca se ha toreado mejor que ahora” gracias a las escuelas taurinas, pero “hay una cosa que no se aprende en las escuelas, la personalidad” de ahí que les exhortase a “ir más allá de la técnica, hay que transmitir si queréis ser toreros”.

Continuando con esta idea, manifestó que “soñar es vivir, para vivir un sueño hay que entregarse mucho, hay que pagar facturas, hay que ser autocríticos; pero me sigue motivando la pasión por la Tauromaquia y no estar satisfecho con lo que he hecho”. En torno a la Tauromaquia, señaló que “es un arte porque hace de lo incompatible, un hombre y un animal, un momento de humanidad”, añadiendo que “es un arte mayúsculo que alumbra a las demás artes” y que es “una poesía del silencio”.

Tras relatar cómo fueron sus complicados inicios taurinos, Simón Casas explicó que ahora mismo está trabajando en la organización de la Feria de San Isidro 2020, y “es muy difícil”, pero “voy a intentar que sea más apasionante que la de 2019”, cuando los medios especializados dijeron que había sido la mejor.

Precisamente, reveló en la parte final de su pregón que había acudido a Ciudad Rodrigo “para darme una inyección de moral, de motivación, para seguir siendo productor de arte, de tauromaquia, de sueños”. Su intervención fue muy aplaudida, cerrándose el acto antes de las habituales fotos de familia con la entrega de varios obsequios al pregonero.

Categoria: