Santa Bárbara, reserva de bravura

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

En un tentadero se aspira siempre a que salga esa vaca excepcional, aquella que al ponérsela a un semental reproduzca las virtudes que en ese laboratorio se busca con paciencia .

En tarde soleada en esos cerros desde los que se divisa la Sabana de Bogotá y tiene uno " cerquita ", a la vista , a Guadalupe y Monserrate , se lidiaron 4 vacas procedencia Domecq en diversas ramas ( sementales del maestro Rincón," Nueva Ropa " e " Irritado", de don Jerónimo Pimentel, de Concha y Sierra,del marqués de Domecq en definitiva Domecq, y más allá, Veragua.

Don Carlos Barbero estima que la bravura es un concepto que se ha ido modificando con el tiempo y que ya no solo se mide en el caballo sino que es vital saber si en la muleta hay durabilidad, finales, , humillación, prontitud y fijeza que fue lo que mostró la tercera de las cuatro vacas que se tentaron.

La tercera, " Camarera " dio un juego sensacional en el caballo, yéndose a la media distancia, más largo y galopando con clase y bravura. Ese comportamiento lo repitió en la muleta de Manuel Libardo ( con que gusto torea el de Ubate que se ha convertido en un tentador excepcional ) que la llevaba largo, dándole el sitio, y ella, la vaca, noble, haciendo la pausa. con esa fijeza que delata bravura y humillada en cada trazo del torero .Había una simbiosis perfecta del arista con la vaca que duró mucho y que naturalmente fue aprobada.

La delicia de esta jornada campera mecida por un viento fresco que nos acaricia , animó a los Barbero, padre e hijo a bajar al ruedo. Un par de manoletinas de don Carlos y dos derechazos y buen trato con la muleta del hijo en la breve pero sentida faena. " Ahí queda eso, que bueno" , exclamó emocionado el embajador de España don Pablo Gómez de Olea mientras el presidente de Caracol radio, don Ignacio Reglero seguía con atención las incidencias del tentadero tomando atenta nota del concierto al que estaba asistiendo y Juan Carlos Soto asentía con la cabeza lo mucho y bueno que iba desplegando Libardo con esa vaca que de seguro le dará al ganadero, el hijo de don Julian, grandes satisfacciones para prolongar casta y bravura.

Al terminar el tentadero, las atenciones de doña Gloria afectuosa anfitriona que estuvo pendiente de sus invitados con una gentileza que es de agradecer.

Mas allá de las circunstancia del estado de la fiesta en Colombia, hay guardián en la heredad en nuestro campo bravo. Así, es difícil , pese a quien le pese que esta fiesta mediterránea afincada en los Andes se extinga. Por lo menos es lo que expresan estos ejercicios en una ganadería que es vital para fortalecer la tauromaquia en esta nación.

Categoria: