Roman entró en el túnel dulce de la muerte y se escapó

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Zabala de la Serna trae en El Mundo un reportaje muy humano con Roman Collado que reaparece en Valencia tras el cornalón de Madrid.
Esa sensación de " irse", de que la vida se esfuma la ha vivido él de manera impresionante y como es un chico todo verdad tanto en su cotidianidad como en la plaza, lo contó de esta manera :

«Tampoco me gusta decirlo, pero yo pensaba que me moría. Hubo un momento en que estaba incluso a gusto. Era como una sensación placentera. Luego me han dicho que la gente que se corta las venas tiene la mejor muerte... La imagen de la camilla se me ha quedado grabada. Cuando quité la mano del agujero, se inundó... Dije ¡ostras!... Y en la enfermería me quedaba dormido mientras me quitaban la ropa. Perdí como tres litros de sangre o así. Una chica me repetía que no me durmiera. Y ahí es donde me asustaba. '¿Si me duermo, me muero?', me preguntaba. ¿Sabes lo que te quiero decir? '¿Si cierro los ojos, volveré a abrirlos?'»

Dice el periodista : En su carrera por volver cuanto antes, hubo momentos de derrota. De no avanzar. Cuando la musculatura destrozada de la pierna empezó a hervir. Y el muslo se agarrota por el fuego interno de los hierros retorcidos. Fueron 30 centímetros de trayectoria. De lado a lado ensartado por Santanero. Que sacó el pitón por el otro lado. Un agujero encostrado lo certifica.

Y quién es él ?

Se define como ateo, va sin capilla y reza antes de cada guerra. Hará el paseíllo aún con anticoagulante en las venas: «Yo sólo quiero ser el mejor».

Roman está de vuelta.

Categoria: