Rafael Moscoso vendiò una punta de vacas y sementales a Sebastian Vargas

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Don Rafael Moscoso que trajo a Manizales una preciosa novillada ( vario pinta de capa, bien armada, en tipo, con el peso ideal para que se luzcan los novilleros este 5 de enero en la apertura de la feria nùmero 65 ) , vendiò al torero Sebastian Vargas una punta de vacas y sementales.

Como corren los bulos en el toreo,no faltò quien propagara que habìa vendido la ganaderìa.....No ha sido asì. La dehesa pasta cerca a Soacha, Cundinamarca, al sur de Bogotà y don " Rafa " quiso compartir un poco de lo que èl ha construido desde fines de los años noventa con su amigo el torero cucuteño que al celebrar un cuarto de siglo de la alternativa està deseoso de probar suerte como ganadero. Solo la generosidad del señor Moscoso hace posible esta venta de apenas una punta ya que èl mantiene la finca , sus toros, vacas , añojos, erales, novillos como parte de su gran amor a la fiesta.

Enhorabuena al querido criador bogotano y nuestros deseos en tendido7 de buena suerte al nuevo ganadero.

Armerias esta afiliada a ASTOLCO que un dìa contò :

Armerías es el sueño de Rafael Moscoso hecho realidad. Un sueño que lo convirtió de sencillo aficionado en ganadero que disfruta como nadie al contemplar la bravura de sus toros.

Un sueño que cogió vuelo en 1990, bajo las alas del encaste Santacoloma como su primer impulso. Una elección que no fue producto del azar, pero que las dificultades de un encaste complejo lo hicieron dar un viraje hacia el Parladé.

Armerías nació gracias a la amistad con Antonio José González Caicedo, quien le vendió a Rafael una punta de vacas y un par de sementales, vacada que se complementó con varios vientres de la ganadería Barcinales.

Los sueños de Rafael Moscoso estaban guiados por la búsqueda de un toro encastado, pero con altas dosis de bondad, características que quiso imprimir con la importación, en 1994, de 45 vacas mexicanas de la ganadería de Javier Garfias, Cuya sangre predominante era la de Saltillo.

Es de carácter inicial de la ganadería lo llevó a que sus toros empezaron a ser lidiados primero en plazas de municipios, las cuales le abrieron luego las puertas de la Santamaría de Bogotá.

Moscoso asegura que el cariño al Santacoloma hace parte de su afición, pero quizás el toro ideal para él se acercaba más al que proviene de la línea Domecq. Por ello, un año después de la importación mexicana, Armerías iniciaba el camino del encaste Parladé. Los ganaderos Floresmiro Hernández Y César Rincón fueron claves en la segunda línea de la ganadería. Las vacas adquiridas hicieron parte de la última venta de Hernández, quien acabó con su ganadería de Chicalá.

Estos vientres fueron cubiertos por el semental considerado como el padre de la ganadería: ‘Ropa Vieja’. Un toro que había pastado en Las Ventas del Espíritu Santo, pero que, a César Rincón, a pesar de tener esperanzas por sus hechuras y su familia, no lo convencía mucho.

Sin embargo, en Armerías, ‘Ropa Vieja’ destapó las cualidades que llevaba dentro. Su descendencia empezó a sorprender con toros de bonitas hechuras y de comportamiento notable en la lidia. La nobleza y la calidad de las embestidas de los hijos de este semental eran las que buscaba Moscoso.

Categoria: