Prensa mexicana se vuelca con la gesta de Ventura

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

La prensa mexicana no ahorra elogios a Diego Ventura que indultó este domingo a un bravo, serio, encastado . armado de pitones ( eso sí como es preceptivo en rejones, despuntado pero sin exageraciones ) y bien presentado ejemplar. Cuestionar el trapio en rejones es fácil porque a diferencia del toreo a pie,
sale de toriles para el caballo sin su integridad. Pero nada de esmirriado ni una lagartija. Hay quien pueda cuestionar el indulto que el ganadero sabrá si le sirve como reproductor "Fantasma " o no. Don Enrique dice que sí. Queda abierta la sana polémica de si es licito desde los cánones taurinos indultar un toro de rejones que no tiene por que humillar y que no va a las varas ( pero anoto que esas farpas de castigo son más que un examen para la condición del toro por lidiar ). Andy Cartaena indultó hace un par de meses un toro para rejones y este de Ventura es el segundo tras 70 años. Que se dice pronto.

ESTO.

Para la posteridad. El rejoneador portugués, afincado en Sevilla, España, Diego Ventura, se consagró en La Plaza México al indultar un bravo toro de la ganadería de Enrique Fraga. Con siete puertas grandes en Las Ventas, de Madrid, Diego tenía una cita pendiente desde hace seis años en el coso de insurgentes y tal como se mencionó, en esta faceta la sinergia y buenas vibras hicieron su papel para ya desde días antes iniciar su campaña con triunfos, pero ha sido el de ayer en el magno escenario lo que ha coronado su carrera de rejoneador. Es el segundo indulto que se registra en la historia de La México en menos de un año, el primero fue de Andy Cartagena en la temporada pasada.

La ganadería que hizo su debut en este coso de máximo nivel fue la de Enrique Fraga y de igual manera, como anotamos, era ya de por si un debut soñado, pero ahora con este resultado la presentación de la dehesa fue rotunda, más que soñada, porque de manera inmediata sitúa al hierro en un pedestal de oro.

Ha sido una tarde increíble, primero por que el ambiente fue de día grande, con un lleno en primero y segundo tendido y algo así como poco más de un tercio en general; clima fenomenal que dejó estar a gusto al público y ha sido este cónclave quien ha pedido de manera unánime el indulto del toro de Enrique Fraga, mismo que tuvo una clara bravura, son, alegría y que jamás se cansó de ir en busca del caballo. Los toros de Fraga fueron, Incansable, que tuvo poco recorrido y Fantasma, indultado.

AL TORO MEXICO

Diego Ventura cuajó una deslumbrante faena que llevó al público de la Plaza México a experimentar un frenético clímax que desembocó en el inesperado indulto del toro "Fantasma", de la divisa de Enrique Fraga.

SOBRE EL INDULTO

Y aunque en un momento dado sería cuestionable la rápida decisión del juez de plaza, un hecho histórico de esta magnitud le viene muy bien a la imagen pública de la Fiesta, tan necesitada por estos años difíciles de una repercusión mediática que trascienda sus acotadas fronteras a través de una tarde de esas que, tanto el aficionado como el espectador ocasional, no olvidará.

A diferencia del indulto que este mismo año consiguió Andy Cartagena, ahí queda toda esa puesta en escena de un apasionado andaluz, por cuyas venas corre sangre portuguesa, la cuna del toreo a caballo.

Y con esa indómita mentalidad de triunfo, y tras haber hecho una faena estructurada y templada al toro que abrió plaza, Ventura se sublimó en el quinto y sacó a relucir un toreo impactante, sobre todo montando a "Sueño" y de "Dólar", dos de las grandes estrellas de una cuadra tan variada como versátil, compuesta por asombrosos caballos toreros que están íntimamente comprometidos o sí amo.

Diego se fundió con "Fantasma" en una faena que puso al público de pie en distintos pasajes, muestra de ese entusiasmo colectivo que llevó al publicar a sentir un caudal de emociones que explotaron cuando colocó ese par a dos manos sin que "Dólar" llevara puesta la cabezada, todo un alarde de doma y control sobre ese corcel que provocó el delirio de esa afición que acabó rindiéndose a la apasionada entrega del torero de la Puebla del Río.

Una vez perdonada la vida al toro, Ventura no quiso dejar de evocar a los toreros nacidos del barro marismeño, luego dio varios mandones muletazos para llevarse a "Fantasma" hacia la puerta de toriles, lo que sorprendió aún más al público que quizá no habido visto torear así de bien a pie a un torero de a caballo.

Ése fue otro de los momentos culminantes de la tarde que sólo tuvo un nombre, el de Diego Ventura, que ya dejó para el recuerdo -y también para la anécdota- este triunfo plagado de emoción.

HOY. RECOGE LA CRÓNICA DE LA AGENCIA ESPAÑOLA EFE

El rejoneador Diego Ventura realizó hoy un triunfal regreso a México, indultando un toro de la ganadería de Enrique Fragua frente a más de 40.000 personas que casi llenaban el coso de Insurgentes, en la primera corrida de la Temporada Grande.

Enrique Ponce cortó una oreja protestada y Octavio García "el Payo" fue herido en el muslo derecho.

La decepcionante corrida de Barralva, mal presentada y sin fuerza ni casta, no dio opción a los matadores y contrastó negativamente con la bravura de Fantasma, el toro indultado.

En más de 70 años de historia no se había indultado un toro de rejones en La Plaza México hasta el 11 de febrero pasado, en la última corrida de la Temporada Grande anterior.

El destino ha querido que en la primera corrida del nuevo ciclo taurino en Ciudad de México se indulte el segundo toro de rejones en la plaza de la capital.

En febrero, Andy Cartagena indultó a un toro noble y de gran carrete, hoy Ventura ha salvado la vida de un animal bravo y de intensa fijeza.

Además, "Fantasma" derrochaba casta en cada embestida, buscando siempre el remate de abajo a arriba, con infinita codicia.

LA JORNADA

En la primera corrida de la temporada grande en la Plaza México y primer cartel cuadrado –dos figuras internacionales que inexplicablemente accedieron a alternar y dos diestros nacionales que aspiran a serlo–, hubo tres triunfadores: el debutante ganadero Enrique Fraga, que envió dos toros con bravura, transmisión y gran estilo; el extraordinario rejoneador luso español Diego Ventura, y el franciscano público de Ciudad de México, que hizo poco más de media entrada y cuya paciencia y disposición superan el ninguneo de que ha sido objeto por parte de la empresa.

TORILES

El mejor Toro fue “Fantasma” No. 82 con 485 kg., indultado por petición general, tras de haberle realizado una faena importante, ya que, en el toreo a caballo, también se puede medir las ejecuciones y la colocación de rejones y banderillas, para calificarlas como faena y eso fue lo que hiciera Diego Ventura con el Toro que fue indultado. La labor del rejoneador la había iniciado con su primer toro también de la ganadería de Enrique Fraga, solo fallando con el rejón de muerte, y no pudo obtener trofeo alguno, pero lo grande vino con el corrido en quinto lugar, un precioso Toro de pelaje en jabonero sucio, al que desde su salida, se le vio que traía casta son y recorrido de calidad, a este Ventura le espero en toriles con la garrocha de salida y le colocó solo un rejón de castigo, en banderillas largas con quiebros y toreo de costado, más giros en la cara del toro y quiebros colocando banderillas al violín, enloqueció al público que hiciera algo más de media plaza de entrada, o sea, numerados lleno y generales apenas menos de un cuarto de plaza.

El triunfo estuvo colmado de emociones y el público pidió el indulto de “Fantasma” aunque las banderillas estuvieran colocadas en diferentes partes del toro que fue siempre bravo y llego a empujar a algunos de los caballos de Ventura de tanto dejárselos llegar al bravo. La cúspide de la faena fue el par a dos manos sin la brida o el cabezal como nos dijera un experto en cuestiones de caballos. El delirio contagió a la gente que adula a su torero y por ahí, “alguien” se atrevió a cortar y llevarle un rabo al rejoneador, que aun sin haberlo concedido por obvias razones el juez de plaza, lo lució cuando daba la vuelta al ruedo con el ganadero Enrique Fraga. Tampoco matador, no nos jugamos el dedo en la boca, ese rabo no tenía que llegar a sus manos y menos lucirlo para la foto y desde luego, para pasar así a la “historia” con un indulto y un rabo no concedido en la mano. Enhorabuena, pero cuidado con esos detalles.

SUERTE MATADOR

Ventura recibió a porta gayola con garrocha a su segundo, de Enrique Fraga y lo templó con ella montando a “Bombón” y después dejó un rejón de castigo. Con la rienda de “Sueño” clavó tres palitroques. Con “Gitano” hizo los giros en la cara del toro, puso una banderilla al violín y otra cambiando y al violín adornándose con una balotada. Arriba de “Dólar”, de frente dejó un palo y un par a dos manos y quitándole el bocado al caballo. Con “Toronjo” colocó tres garapullos cortos en un palmo de terreno al gran toro “Fantasma”. Vino la petición de indulto y se concedió. Echó pie a tierra y con una docena de pases armó la escandalera. ¡Vaya faena, vaya rejoneador, vaya torero de a pie y vaya toro! Finalmente, entre gritos de ¡Torero, torero! dio la vuelta al ruedo con los máximos trofeos simbólicos, acompañado de dos de sus caballos y del ganadero don Enrique Fraga.

Categoria: