Negret Mosquera triunfa al tumbarse prohibicionismo a los menores en los toros en Norte de Santander

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Don Felipe Negret Mosquera logró que el El Tribunal Administrativo de Norte de Santander declare la nulidad de la ordenanza del 5 de agosto de 2016 proferida por la Asamblea Departamental por la cual se reglamenta la participación de menores de edad en eventos de maltrato animal y se regula la participación de esos menores de edad en eventos y se regula la participación del Departamento de Norte de Santander en estas actividades " ,nulidad que se declara sobre los artículos primero, segundo y cuarto dejan incólumes los parágrafos de este último artículo , como los demás artículos del acto administrativo demandado que se mantiene vigentes.

Asi que el intento prohibicionista de esa Asamblea Departamental se anula .

Y esa defensa de la libertad , de poner en valor un arte antiguo como el toreo y de impedir que estos órganos de decisión popular se pronuncien alegremente en favor del prohibicionismo se extenderá a decisiones adoptadas e inconsultas a Ibagué y Rionegro.

EL CASO DE JOSELITO Y SU HIJA DE 14 AÑOS QUE ES ANTI TAURINA, REFLEJO DE LA LIBERTAD.

ANTONIO HEREDIA LE PREGUNTÓ AL TORERO MADRILEÑO :

Si no hubiera sido torero, habría sido atracador. O habría muerto por sobredosis. -¿Se lo contó a su hija, Alba?

-Nunca le he escondido nada. No podría... -La hija de un torero rechaza los toros y su padre le escribe un libro. ¿Cómo hizo para convencerla? El maestro hace un silencio corto. Levanta la cabeza como mirando al tendido en la plaza y tira de capote. -No, yo no quiero convencer a nadie. Cuento la verdad de lo que hay, lo que siento y conozco. Luego que tome su camino cada cual. -¿Y qué camino tomó su hija? -Alba me ha visto sufrir y curarme de las suficientes cornadas como para saber bien de qué va esto. Y lo más seguro es que su rechazo se deba únicamente a su edad, como también me pasó a mí. Bastaba que a mi padre le gustaran los toros para que yo no quisiera ir a verlos... Me toca mucho la moral y me da tanto que pensar...

El torero se retiró de los ruedos en 2003. "Me falló la bragueta", dice.

La faena con el capote de Joselito se hace un tanto larga para el periodista. Y eso que al maestro le precede la fama de directo, de hombre que no sabe conjugar ambigüedades. -¿Cómo ha conseguido convencer a una adolescente a la que no le gustaban nada los toros? -Intentando ponerme en su lugar. Ocurrió en un viaje a Istres, una ciudad al sur de Francia donde el matador, hace dos años, volvió al ruedo. Alba no quería ir y "se pasó el camino de ida refunfuñando y con el morro torcido en el asiento trasero del coche", recuerda Joselito. "Aquel día creí adivinar a qué se debía su recelo... Aunque era muy pequeña (12 años), tenía muy claro que el toreo da gloria pero también sinsabores y dolor". -¿Y qué pasó? -Luego llegaría, digamos, el momento clave, cuando ella tomó conciencia clara de lo que yo le he querido transmitir.

Categoria: