Moreno Muñoz. Sedado , entubado y en cuidados intensivos en la clincia de Marly de Chía

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

La suerte, ya lo decía Napoleón de sus generales en el campo de batalla, juega un papel en la vida de los seres humanos y en el toreo es parte del ADN de una fiesta donde el hombre / y la mujer / en la arena juegan sus bazas con la vida y la muerte como escenario radicalmente distinto a otras áreas de las artes. Lo sabemos los taurinos y no nos espanta ese instante de cierre en la tierra. Lo asumimos.Con respeto , con valor.

Moreno Muñoz lidiaba un Mondoñedo en Puente Piedra en la temporada de la independencia en ese oleaje de sentimientos tan diversos tras haber brindado con el capote momentos muy toreros pero ya con la muleta fue otra cosa ( toro y no torero no encontraron las vías ) y se le complicó la suerte suprema al bogotano. Cuando metió la espada el toro " se le echó encima", cae, lo prendió por el pecho, lo iza ,el pitón izquierdo voló en fracción de segundos a la garganta pero, !!otra vez la suerte !! no hubo un derrote, él , angustiado, coge el pitón, se lleva las manos a la zona herida y donde cree él que ha causado los destrozos, está en segundos inconsciente, demudado el rostro. José Luis Vega y otro novillero al que se suman un banderillero, Juan de Castilla. A la enfermería dispuesta por la empresa con previsión suprema, los médicos exploran, falta respiración. Parten para Bogotá pero el tráfico infernal de la 80 obliga a la ambulancia a dirigirse a Chía el pueblo más cercano donde los galenos toman todas las actuaciones de protocolo en estos casos. Otra suerte: Un médico , Rodrigo Rojas resulta afín a nuestro ritual y sabe de qué va la cosa: El paciente está grave , delicado si lo prefieren, es de pronóstico reservado pues el pitón ha pegado en la base del paladar. Lo entuban, lo sedan y en el momento en que escribo esta nota un galeno experto en en cuestiones del cerebro indaga para saber el alcance de las lesiones y zonas afectadas.

Moreno ha sido la cruz en un festejo con muchos argumentos, con dos encastes, tres valientes y un público que quiso acompañar el ceremonial.

Confiamos en la suerte, claro, pero mas en la prudencia de los médicos, en la fortaleza del torero, en el acompañamiento inseparable de su madre.

Categoria: