Medellin y el atentado contra la libertad

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Intento explicar porque llegamos a la cancelaciòn de la temporada taurina en Medellìn. Que a todas luces es un hecho gravìsimo. Que deploro y no admito como ciudadano y taurino.

Don Santiago Tobòn que manejò con CORMACARENA los asuntos taurinos durante un cuarto de siglo, dice que ni este ni el pròximo año habrà toros en La Macarena pero que ya llegarà a Medellìn un alcalde demócrata que nos oiga, nos atienda a los taurinos y podamos cambiar esta vìa prohibicionista que se disfraza de variadas formas para impedir la realizaciòn de las corridas.Y menos que presione como lo hizo Federico Gutierrez con el grupo privado dueño de la mayorìa de las acciones de La Macarena para cancelar la temporada.Y me dice don Santiago que a èl en este largo perìodo lo amenazaron, lo presionaron para no dar las corridas y èl se mantuvo firme para garantizar el derecho de los taurinos a asistir a sus festejos.

Federico Gutierrez, sabedor de que no puede prohibir, se escudò en la condiciòn de que la alcaldía es accionista minoritaria del Centro de Eventos "La Macarena" y presionò a De Groupe socio mayoritario ( 51 % de las acciones ) para que se rescindiera el contrato con Casa Toreros Colombia asociada con el empresario Alberto Cediel. Como el lenguaje puede encubrir, Verónica De Vivero, secretaria general del Municipio habla de la INTERMEDIACION ( SIC ) de la alcaldìa para cancelar la temporada. De Vivero le dijo a EL COLOMBIANO que por esta razón el lunes sostuvieron una reunión con D’Groupe y en ella la Alcaldía manifestó la inconveniencia de revivir la temporada taurina.

Entre los argumentos, la administración señaló que la ciudad ha venido liderando en el país programas en contra del maltrato animal, lo que permitió terminar con las cabalgatas durante la Feria de las Flores, rescatar 1.224 animales de la calle y acabar con los cocheros, entre otros.

Tras la conversación, reveló la funcionaria, D’Groupe decidió reversar su decisión y no continuar con la negociación, porque de hecho aún no existía un contrato firmado, sino que estaba en proceso de perfeccionamiento.

Se que hay ciudadanos y grupos sociales que estàn buscando la defensa de la libertad de concurrir pacíficamente a las corridas, que se intentarà un pronunciamiento de la Defensorìa del Pueblo, de la procuradurìa. ojala tenga èxito en su emprendimiento.

Lo que ocurre es que presionados o no los socios de De Groupe son privados y alegan que ellos deciden què permiten y que no en su propiedad. De manera que el alcalde " se protege " de acusaciones de prohibiciòn porque èl dice que no ha prohibido ( eso lo llevarìa a responder como funcionario ante los tribunales ) y los privados se aferran a que el contrato con Casa Toreros no se habìa perfeccionado mas allá de que existe un borrador. Que tendràn que pagar una indemnizaciòn o no es cosa que dirimiràn los juristas pero el hecho cierto es que nos dieron la puntilla estos prohibicionistas y bellacos que no actúan de acuerdo con las normas del respeto a las tradiciones y a la cultura.

Y ruego para que los nuevos propietarios no desmantelen la plaza, acaben con el callejòn, destruyan el ruedo, lo pavimenten o cosa parecida para transformar los corrales en vestuarios, etc,.

Dice hoy Juan Antonio de Labra mi estimado colega de AltoroMèxico que una vez más la arrogancia política ha dado al traste con la fiesta de los toros. Y ahora ha sido en la ciudad colombiana de Medellín, donde Casa Toreros había hecho el gran esfuerzo de rescatar la temporada de plaza La Macarena, que no abrirá sus puertas en el próximo mes de febrero.

La decisión del alcalde Federico Gutiérrez es un abusivo atropello a la libertad al trabajo. Seguramente, su ignorancia, sumada a la presión de grupos antitaurinos, fue la causa de este revés. Lo peor de todo es que los políticos como Gutiérrez sean manipulados por las empresas trasnacionales dedicadas al posicionamiento de la mascota como ser supremo de la sociedad que hoy día habita en las ciudades.

Categoria: