Me ilusionarìa reaparecer en Lima el 3 de noviembre: Roca Rey

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

( La foto corresponde a una de sus salidas en hombros de la plaza De Santamarìa junto a Bolivar y El Juli )

Roca Rey està ilusionado con volver a vestirse de luces pero todo depende de su recuperaciòn de cervicales que lo tiene apartado de los ruedos desde julio (solo pudo torear uno de los dos compromisos contratados en Pamplona ). Sin embargo por primera vez dice oficialmente que quiere estar en Lima el 3 de noviembre en la feria de Acho en su ciudad natal acartelado con Finito y Ponce y donde en esa mas que bicentenaria plaza ya ha ganado dos escapularios de oro.

Desmiente un "encontronazo" con su paisano Joaquin Galdòs, desencuentro a golpes en territorio peruano que habrìa agravado sus problemas de salud. "Jamàs",sostuvo tajante el torero peruano en un reportaje con El Mundo.

Y asevera que teme mas a defraudar al pùblico que a jugarse la vida en su profesiòn de torero.

En el gimnasio de una urbanización hispalense con campo de golf varias señoras esperan a que un joven espigado y con el pelo alborotado termine de machacar su tríceps para comenzar sus clases de yoga. El veinteañero, que luce una pulsera espartana y otra del Cristo de los Milagros de Lima, levanta los discos recordando las frases que plasmó Muhammad Ali en su biografía. "Imposible es sólo una palabra que usan los hombres débiles...". Andrés Roca Rey (22) vive inmerso en un día de la marmota desde que una voltereta en Las Ventas ante un sobrero del Conde de Mayalde le provocase una lesión cervical que le terminaría dejando en el dique seco el 10 de julio. Hubo depresión en la Fiesta. Entre los aficionados y, sobre todo, entre esos empresarios que vieron cómo sus plazas no volvían a colgar el cartel de no hay billetes. "Menuda ruina", se lamentaban en los callejones algunos de los mandamases taurinos que habían contratado al diestro hasta para dos tardes en una misma feria. "Drama empresarial", escribían los cronistas más ilustres. Porque Roca era hasta su retirada temporal el Rey de la taquilla, el Rey de las puertas grandes, el Rey del descaro. El chaval que dejó con 14 años una vida entre algodones en Perú para embarrarse y jugarse la vida delante de un toro.El matador, que lleva en silencio desde su salida de los cosos, invita a LOC a su refugio monacal donde ultima su recuperación entre himnos del reggeaton y series.

Se ha perdido 36 tardes. ¿Echa de menos la adrenalina de ponerse delante de un toro?

Echo de menos muchas cosas porque es tu profesión, es lo que te apasiona. Echas de menos ese miedo que puedes sentir, esa pasión que le puedes poner a una faena, echas de menos el público.

¿Qué le pasa exactamente?
Tengo una hernia, una lesión cervical. Se me salió el disco para el lado derecho con la voltereta de Madrid. Al estar el nervio pinzado por la vértebra, me quita la fuerza del brazo derecho, sobre todo, del tríceps. Tuve que irme a Nueva York donde me querían operar. Decidí no hacerlo y gracias a Dios con mi fisio hemos podido recuperar. Ahora estamos en el proceso de fortalecer.

Algunos medios han llegado a publicar que esa lesión se produjo a consecuencia de una pelea con un torero compatriota. ¿Es así?

Es falso. Me molesta cuando se inventan cosas, sobre todo, porque hay veces que lo dice gente importante y lo normal es creerlo. Hay veces que lees cosas que hasta te ríes.

¿Cuándo reaparecerá?

Mi ilusión sería hacerlo en Lima el 3 de noviembre.

¿Ha sentido la presión de esos empresarios a los que le ha amargado el agosto con su ausencia?

La primera persona que quería estar en la plaza esos días anunciados era yo y sigo siendo yo.Estoy deseando recuperarme al 100% para volver.Sería un poco infiel hacia el público ir a una plaza sin estar realmente recuperado.

Categoria: