Manizales. La feria de Castella, Barbero y Rincòn. Los trofeos

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Sebastian Castella se encumbrò en esta ediciòn 65 de la feria de Manizales pues se llevò el trofeo oficial , la rèplica en miniatura de la catedral , y "El voceador de prensa " de La Patria. La faena màs sòlida para los dos jurados la realizò el francès con el toro " Barco" de Las Ventas del Espìritu Santo del maestro Rincòn que fue un toro excepcional y al que bordò el galo cortandole las dos orejas tras haber insinuado el indulto que no fructificò. Un gran torero se encontrò con un toro bravo, noble y de embestidas emocionantes.Ya en el Festival habìa estado en ese tono alto con un toreo conjuntando, de pases con sentido de acuerdo al novillo-toro y con un temple formidable.

Carlos Barbero por una corrida impecable en presentaciòn y juego ( seis de seis ) conquistò el premio como mejor ganaderìa y toro ( CASTELLANO, que otorga La Barra5 un dilecto grupo de aficionados de Bogotà ). Enhorabuena a Carlos, a su hijo Juan, al mayoral Eudoro. Presentar un encierro de las caracterìsticas del de Manizales es , sin exageraciòn, un milagro.

Y al maestro bogotano nuestra enhorabuena por ese gran Barco. Quedan en el ruedo manizaleño sus embestidas como ejemplo del toro bravo de Las Ventas.

El novillero, el mexicano Diego San Romàn que se ganò el respeto de la aficiòn tras lidiar los dos novillos de Armerias. Otro de los triunfadores.

Los jurados consideraron las faenas de El Cid, Bolivar, Roman y CASTELLA para decantarse por el de Beziers.

Escribì en este portal sobre la faena de Castella con el toro del maestro Rincòn :

"Barco" , ese precioso y bien hecho toro de "Las Ventas del Espìritu Santo " ha sido extraordinario y Castella supo llevar a buen puerto pese a que el primer puyazo trasero lo mermò sin que el varilarguero lo hiciera con aviesa intenciòn sino por accidentes de la lidia ( luego rectificò pero el daño estaba hecho ). Empujò con clase en el caballo. En el sorteo todos los banderilleros y apoderados miraron al "507" con la pretensiòn de llevárselo a su matador pero solo un tenìa ese privilegio y fue Sebastian, el de Beziers. El toro tuvo el honor de la ovacionada vuelta al ruedo.

En el conjunto de la bien presentada y noble corrida del maestro Cèsar Rincòn, luciò sus galones ese noble y bravo toro que humillò, fue fijo, se empleò en el capote. Vioti lo cerrò a tablas de tercio a tercio y el toro galopò. Ovaciòn al subalterno. Se mascaba la faena grande y asi fue. Como era bravo, a los medios. Planeaba de tanto meter el morro. Un manojo de mano baja de naturales, el olè sonoro e irrumpe el "Feria de Manizales " que es el honor por una faena que lo merece. El toro va hasta el final, la gente en pie. El pase de las flores ( como escondiendo detràs de la cadera la muleta ). Acudía presto y con alegrìa a los engaños. El fenotipo del toro se agigantaba a medida que la faena transcurrìa entre ovaciones y vivas al torero. Se insinuaba el indulto.....

Y que finales del toro ( me lo dijo un dìa don Fenando Domecq, una de las ausencias mas sentidas del toreo del pasado año ) : lo importante en un toro son esos finales. Ahí demuestra su casta, su bravura, su valor en oro como toro.

Castella se perfila, la muleta a las pezuñas, la espada en la mano derecha, levemente curvada, se vuelca con seguridad, con el alma y el toro rueda . Dos orejas, la revoluciòn bulliciosa en la plaza y Cèsar Rincòn, el maduro maestro que un dìa de 1991 comenzò a hacer historia con la primera de las seis salidas en hombros de Las Ventas , rompió a llorar.

Categoria: