Ma. Aguila Domecq reflexiona sobre el toreo y el coronavirus

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Maria Aguila Domecq ha bebido en las mejores fuentes del toreo y ha convertido su vida en una enseñanza , en un verdadero tratado de pedagogía para motivar, para animar, para ir a las profundidades del alma en la esencia del toreo , en sus valores éticos, espirituales.

Con ocasión de esa pandemia que nos obliga al refugio, a hacer un alto en el camino, a abandonar el bullicio de la ciudad, y cuestionarnos a si mismos sobre nuestro destino como seres humanos , a mirar a la naturaleza, a saber escucharla, me ha dirigido una nota a mi saludo pues sé que en Francia, España, Italia la situación por el conocido como coronavirus es muy delicada al punto que las actividades mas sencillas se han paralizado y quizás sea un punto de inflexión sobre la manera como hemos asumido nuestra vida en medio de afanes, apuros, carreras, sin tiempo para el disfrute del silencio, de nuestro ser interior, de comer saboreando los alimentos, degustando las sensaciones de un paisajes, de los aromas.

Me escribe esta mujer francesa , plena de confianza en que saldremos entre tropezones de este tsunami en que se nos ha convertido lo que apareció en una provincia de China y que recorre como una fantasma maligno los cinco continentes sembrando pánico y muerte, y que saldremos si somos capaces de atender a la razón y al corazón :

"...En Europa se complican las cosas.

Estos momentos me permiten demostrar que el toreo no " cuadra " con esta época de individualismo, terror, egoísmo, confort.

La gente se queja del deber de estar en casa, de obedecer, de ser disciplinados.

Cuando el toreo te enseña la soledad, la entrega, la renuncia a muchas de las veleidades de esta sociedad , a veces a padecer la frustración, miedo y en todo instante en disposición de ejercer la mas férrea disciplina.

Vivir es lidiar y lidiar es observar, pensar, respetar , ser paciente y resolver un enigma ( " la embestida de un toro " ) , desplegando aptitudes y saberes adquiridos con trabajo y mucha voluntad.

Convicción y autoestima como escudo para con empatia ofrecer lo mejor de si mismos.

Los toreros la mas de las veces han tenido hambre persiguiendo un sueño con alma de samurais ( El samurái es el símbolo y personificación de la valentía masculina, el honor y la justicia. Este guerrero representa los ideales masculinos más altos dentro de la cultura japonesa. El samurái se adhiere a un estricto código de conducta llamado Bushido, que significa el camino del guerrero ).

Los toreros son, en definitiva, los últimos héroes de una civilización perdida.

Las sociedades que han matado a sus mitos y sus héroes está desapareciendo en el abismo del caos y solo encontramos ruinas de lo que fue CIVILIZACIÓN.

Ninguna mascarilla ni gel anti viral podrá detener el virus de la mediocridad.

Espero que todos, pero especialmente los taurinos del mundo estén bien y puedan sobrellevar este duro trance y al final del túnel mirar con otros ojos el brillo del sol....."

Categoria: