Múltiples y contradictorias emociones en Bogotá

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

La corrida de este domingo fue un torrente de variadas emociones,contradicciones, ensimismamientos, sorpresas, descubrimientos, sensaciones intimas, el !!ay!!! , a veces el desespero, otras la mirada de la grandeza del toreo con ese jabonero sucio "Artillero" con el hierro de Juan Bernardo que mereció la vuelta al ruedo , con el imaginativo, sorprendente y mágico Ferrera que nos demostró en La Santamaría en tarde soleada y tres cuartos en los tendidos que el toreo no tiene límites , salvo las que imponga ese héroe que deviene del culto a taurus y que es el torero, y nutrido por esa veta de la creación como condimento de la fiesta . Lo que sigue siendo una columna vertebral, el valor, está por encima de cualquier otra consideración incluso la de la prudencia ( Ferrera salió a torear con un pantalón de monosabio al sexto tras la intervención de ese maravilloso equipo médico de una cornada en el tercio medio del muso derecho y con los puntos " vivos" en su cuerpo). Y el gesto del extremeño de brindarle la lidia a los galenos, justo reconocimiento a la tarea de esas manos prodigiosas...

Dije desespero y es que Enrique Ponce toreó su última corrida de la temporada sin que le haya salido un toro ni en Cali ni en Manizales para que este supremo artista despliegue su talento. Su lote, infumable, por donde se le mire. Hoy, apenas, un par de muletazos, su sabiduría en el temple y esas chicuelinas de mano baja a la manera del sabio de Camas, Francisco Camino Sánchez. !!!Qué portento!!!. La gente le quiere y le hizo salir al final de su segundo a saludar con la misma devoción con la que se premió a la terna tras el paseillo. Si me dicen que se va de vacío, yo replico :no, nos deja un magisterio que en 30 minutos de dos lidias pudo constatar esa plaza de silencios y razonadas protestas.

Luis Bolivar ha tenido quizás la tarde mas completa sin premio al cierre de su actuación.Con el bajo, cornipaso y armónico jabonero, "Peluquero " de don Juan Bernardo ( un buen toro ) , el del Valle estuvo variado con el capote ( dos tafalleras, una navarra y una verónica ) . Cuando el torero colombiano le cogió la distancia vino lo mejor aunque por esas cosas del misterio de la lidia a la faena algo le faltó , no despegó, no cogió vuelo. Y es que esos ecos iniciales de emoción pro el toro se fueron apagando en el cuso de la faena pues el toro, de pronto, se atornillo al piso y le costaba rebozarse en los vuelos de los engaños.

Su segundo se cambió por falta de trapio y unos ensordecedores pitos que hicieron sonar varios peñistas a los que se sumaron gritos de desaprobación. Repostero duró poco en el ruedo. Salió "Mandamás " de Gutierrez, toro que abrió plaza galopando. Picó con eficacia Rafael Torres. Un quite de mucha vistosidad, el de las zapopinas ( por el mexicano El Zapopan ) y que El Juli llama " lopecinas " . OPra vez , variado con el capote.

Comenzó explorando caminos el torero para hacerse a la embestida. Lo cita de largo, el toro a tablas ( que fue su condición ), le faltaba continuidad, ritmo en sus profundas embestidas pero por contra y en favor del toro,tuvo clase, iba humillado y a veces " haciendo el avión " con ese morro por los suelos. Casta poseía pero no bravura. Bolívar entiende que la faena debe ser en los adentros y allí enjarretó tandas de mucho contenido. Si el toro no va a los medios para qué llevarle la contraria!!!. Hubo cierta emotividad en las embestidas y hasta si se me permite, vibración que aprovechó don Luis. Al final, el premio de la música. El toro se va de tercio a tercio pero siempre en tablas y allí lo busca Bolívar. Molinete de rodillas, de pitón a pitón. Suerte contraria,quizás se precipita aprovechando el viaje del toro y la espada queda caída. El respetable pide la oreja, el palco no la concede y le obligan a dar una vuelta al ruedo. Aquí discrepo de la presidencia en su libérrima decisión ( para eso están allí , para juzgar ) pero digo si mayoritariamente se pide el trofeo, pues es potestad de esa gente que nutre la fiesta esa primera oreja ( la segunda sí es del fuero del palco ). No olvidemos que esta fiesta es del pueblo, de sus gentes y algo tienen que ver en su crecimiento. Pontífices tiene la iglesia y no seré yo, simple feligrés quien cuestione esas decisiones de las jerarquias ...

FERRERA

Si el toreo es ensoñación, Ferrera nos ha hecho viajar en sus dos toros por los caminos de la utopía. Es distinto, es diferente en lo que hace, a veces barroquismo puro con ese capote que pasa por encima de su cabeza para unos lances de frente por detrás ( mas antiguos que las gaoneas del mexicano Gaona ) , o esa muleta que va recorriendo su cuello para después dar muletazos embarcando al toro, o ese caminar como en su segundo hacia el toro para la suerte suprema. El toreo no se puede encasillar, tenemos que darle aires novedosos, maneras diversas de creación para sorprender al espectador que como el niño frente al mago no sabe cómo salen esas palomas o los papelillos de la chistera...Ya no es Ferrari ( corría como un poseso poniendo banderillas, saltaba etc ). Hoy recoge de diversas fuentes y crea su particular tauromaquia. Fue herido en el primero . Alex Benavides le hace un torniquete, se le advierte una mancha de sangre en la taleguilla, es herido en el tercio medio del muslo derecho , acuden los toreros y subalternos, él aparta a todo el mundo y vuelve a la cara del toro., se quedó en la arena cojitranco, mató al toro y se fue con parsimonia a la enfermería dejando la oreja en la arena como testimonio de lo que acaba de fundar en esa nueva iglesia de la creación ferreriana. Salió vestido de monosabio a lidiar al sexto y la ovación no se hizo esperar, volvió a encender la llama de la pasión,hizo un temerario desplante , se puso de rodillas, dio lances y muletazos de variadas marcas y sabíamos todos que está herido. Pero no se cumplieron los ritos de la suerte suprema a ley y se ganó una tremenda ovación, partió plaza, desandó el camino , se metió en el túnel donde está la enfermería y se fue en una ambulancia para reconocimiento en un hospital de Bogotá cargado de grandeza y de elogios. Su entrega y disposición se ven recompensados con el inmenso cariño de una afición que ve en este hijo de Badajoz una reserva de fina tauromaquia.Y que dure muchos años . Que vuelva.Hoy pisó el ruedo bogotano tras 16 años de ausencia que , digo yo, valieron la espera y la ansiedad por verle. Que yo le vi.

Una sola oreja, la de Ferrera, la vuelta al ruedo a Bolívar en su segundo y la ovación a Ponce apenas dicen poco de lo mucho que sentimos en La Santamaría.

Fotos por Farley Betancourt , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categoria: