Le vi la cara a la muerte: El Soro, de vuelta a casa

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

José Luis Benlloch informa en el Diario Las Provincias que El Soro descansa en casa tras pasar unos días muy grave en el hospital valenciano.

El torero valenciano Vicente Ruiz 'El Soro' recibió ayer a mediodía el alta hospitalaria tras superar una sepsis que le llevó durante varios días a las puertas de la muerte como consecuencia de una infección bacteriana de la prótesis que se le implantó en su rodilla izquierda y que finalmente le ha sido extraída.

«Vi la muerte, con serenidad pero la vi, se acercaba a mí poco a poco. Nunca había pasado por un trance así», contaba el torero a LAS PROVINCIAS al abandonar el Hospital Clínico mostrándose especialmente locuaz y optimista. «Tenía un uno por ciento de posibilidades de escaparme, eso me decían los médicos, y lo he conseguido», siguió relatando sus sensaciones de lo que esta vez se puede considerar como un triunfo vital. «Soy como Lázaro pero muchas veces, yo he resucitado muchas veces», insistió antes de dar las gracias a los doctores que le han asistido, «se han portado conmigo estupendamente, lo mismo que los amigos y la familia».

El diestro relató todas las sensaciones que ha experimentado estos días en el hospital y las muchas vivencias por las que ha pasado por contradictorio que pueda parecer estando hospitalizado. «Me he casado, he comprobado una vez más lo mucho que me quiere la gente, ha venido mi hijo a verme, estoy muy contento».

Ya en casa, afirmaba encontrarse bien, aunque los medicamentos le producen por momentos una sensación de angustia. «Me dicen que el bicho, –se refiere a la bacteria que le causaba la infección–, está muerto, al menos teóricamente aunque nunca se puede estar tranquilo del todo porque se encapsula y puede volver a infectarme la sangre, pero está vencido, yo doy por vencido a ese toro que tanta guerra me ha dado», remachaba cuando explicaba su estado. «Me tengo que tomar la tensión y la temperatura para comprobar que todo va bien y volveré a revisión el día 18».

En su línea más genuina explicó a LASPROVINCIAS entre bromista y trascendente que durante su estancia en la UVI le dio tiempo a pedir cómo quería que fuese su entierro: «Dije y lo mantengo para el futuro, que quiero que suene mi pasodoble, que cubran el féretro con una capote de paseo y la senyera…» y hubo que pedirle poco menos que no se extendiese en más detalles porque los había.

«He perdido quince kilos y me han dicho que tengo que perder por lo menos otros tantos, así que tendré que comer mucha verdura. Es como volver a mis orígenes, la verdura y su cultivo presidieron mis comienzos y nos ayudaron a salir adelante a toda la familia y ahora tengo que recurrir de nuevo a ella para mantenerme en esta vida», relató sobre las recomendaciones que le han hecho los doctores. A la salida del hospital recogió una vez más las muestras de ánimo que le mostraban las numerosas personas que le reconocían y a las que saludó con gestos de victoria. «No he podido dar todavía un capotazo ni con una toalla, pero sí tengo cerca de mí un par de banderillas, que han sido el apoyo de toda mi existencia y a las que les debo tanto».

El diestro mostró su apoyo a Jesús Duque, el torero de Requena al que apodera junto con Javier Vázquez, que va a torear en Valencia estas Fallas: «Va a estar muy bien, lo presiento».

Categoria: