Las novilladas , en el filo de la navaja en España y América

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Márquez y Zerrato marcaron una época hace medio siglo en Colombia con largas colas dos o tres días antes a las puertas de la plaza , llenos " hasta las banderas" en La Santamaría. Luego vendrían Jorge Herrera, El Puno César Rincón que en diversos momentos de nuestra encandilaron a la afición...

Hay por estos andurriales de Dios una ilusionante camada de jóvenes que aspiran a conquistar el mundo con esa pasión de las audacias menores de 20 años pero no encuentran empresarios que corran riesgos y den las novilladas ( a uno y otro lado del Atlantico. Todo hay que decirlo ). No es fácil ponerse en la piel de esos empresarios audaces que tampoco están en condiciones de hacer inversiones a futuro ( un novillero bien formado será , en principio, garantía de que habrá en potencia un matador de toros.Por eso es tan difícil ese relevo natural, esa corriente de savia nueva que alimenta la ilusión del aficionado. Aficionado que por cierto evitar asistir a esas novilladas y prefiere esperar las corridas grandes para mostrar su talante.Respetable, claro.

Bien dice mi amigo y colega, ,el dr Jorge Arturo Diaz : las novilladas con la soga al cuello.

He visto los titulares de portales españoles donde se habla de lo ruinoso que es dar novilladas. Justamente le pregunté al empresario de Sevilla, don Ramón Valencia si aquellas eran deficitarias !!! en La asolerada Maestranza!! y me dijo : Cuando llegamos a tener 7 mil abonados, se salvaba la inversión, hoy perdemos dinero. Y estamos hablando de una ciudad, cuna de las Escuelas Taurinas , de estirpes de toreros señoriales y que ha marcando toda una época de esplendor en la fiesta.

En el caso colombiano, Choachi, por citar, se la juega en medio de grandes complejidades. Y destaco la labor de un puñado de soñadores ( Nico Mendez , Guillermo Perla Ruiz, Emerson Pineda, Paco Perlaza , padre e hijo, José María Serna, Pablo Becerra, La Escuela Taurina de Lenguazaque, El Toty, Armando Moreno en Sogamoso que ilusionados mantienen viva la llamada de la taurinidad en las escuelas taurinas que sobreviven de milagro ).

Y es bueno denunciar el abuso del IDRD que cierra las puertas de La Santamaría a los toreros, novilleros y maletillas que torean de salón y nada malo hay en eso. La plaza la administra el Instituto pero es de los ciudadanos, no lo olvide señor alcalde Peñalosa.

No podemos olvidar que un grupo de quijotes/ novilleros se plantaron a las puertas de la plaza bogotana para exigir su reapertura en tiempos de violencias de un alcalde prohibicionista. A ellos los tengo presentes.

El caso de Cali, Manizales y Bogotá ( Medellín está en lista de espera en cuidados intensivos, moribunda pero con signos de vida aun y será larga esa espera, no duden ) es traumatico porque cada que se abre el coso, los costos de seguridad, bomberos, policía, ambulancias,logística interna, DEPAE ( en el caso de La Santamaría ) eleva los costos de manera exponencial. Manizales realizar con esfuerzos gigantescos de CORMANIZALES "Toros y Ciudad " pero el panorama es desolador pues en la novillada picada de octubre, el jurado decidió declarar desierto al triunfador y por tanto a quien se ganaría el puesto en la feria en enero. Desierto, soledad, ausencia, falta de contenido. Pero si no damos novilladas, cómo formamos ? .

Hoy Bogotá no tiene el concurso de la alcaldía, cada vez mas lejanos esos fríos funcionarios, con la tauromaquia pues " otrora" daban facilidades en el marco del llamado "Festival de Verano " en agosto.

Es el momento. estamos a tiempo pero muy justos para que los profesionales concierten, para debatir el tema, para indagar soluciones y darle respuesta a esos muchachos que buscan esa oportunidad. Tiene que ser con criterio altruista, saber que en principio no será rentable pero a mediano y largo pazo sí. Pido encarecidamente que abordemos urgentemente el tema, que oigamos todas las voces para hallar las mejores respuestas y las novilladas salgan del olvido, ese terreno húmedo y asfixiante.

No se pueden imponer las novilladas a los empresarios porque eso es contraproducente. Esas novilladas tienen que ser el fruto del consenso, jamas del autoritarismo.

LA LABOR TESONERA DA FRUTOS EN ESPAÑA

El jurado del Premio Nacional de Tauromaquia, reunido este miércoles en el Ministerio de Cultura y Deporte , ha propuesto al Foro “en reconocimiento a los Ayuntamientos que lo conforman, por su ejemplar labor de promoción y defensa de la tauromaquia desde la base, con la programación de ferias de novilladas que permiten a los jóvenes perseguir su sueño de convertirse en toreros, impulsando de este modo la continuidad y renovación de la Fiesta”.

....PERO LA CRISIS ES TREMENDA

Cargado de la autoridad que da celebrar novilladas en una plaza pública, acondicionada, cumplir con lo estipulado y, además, hacerlo contra viento y marea, un alcalde habla y sentencia. Un alcalde ‘de los nuestros’, Jesús Hijosa (Villaseca de La Sagra) dicta sentencia razonable y coherente respecto a las novilladas y su inviabilidad económica. Y pide ser razonables y reducir costes en todas las vertientes de los gastos. Todas son todas: desde menos costes laborales y de Seguridad Social hasta menos costes reglamentarios tipo veterinarios.
Y lo argumenta con una ecuación económica de matrícula de honor. Sólo reduciendo los costes se puede hacer viable este tipo de festejo y es la única solución para que se celebren más novilladas. Y, por tanto, la única solución para poder mantener los ‘empleos’. Porque, insiste con talento y verdad este alcalde en lo siguiente: lo que de verdad ha eliminado empleo es haber reducido en más del ciento por ciento, la celebración de novilladas en España.

Porque resulta que aquí nadie ha dicho en voz alta lo que cuesta montar una novillada. El alcalde dice que, en una localidad ‘modesta’ como Villaseca, son 40.000/45.000 euros. ¿Muchos o pocos?. La taquilla de su plaza ingresa 30.000 euros a razón de 15 euros el precio de cada entrada. Insuficientes para hacer frente a los costes. Los costes, no hablamos ni se habla de beneficio.

En otra nota me referiré al tema de los rejoneadores y el rejoneo en Colombia, campo minado de grandes dificultades...

Categoria: