Las corridas están integradas en el Perú, dice expresidente del Tribunal Constitucional

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

El jurista peruano ÓSCAR URVIOLA HANI Doctor en derecho, expresidente del Tribunal Constitucional y exdecano de la Facultad de Derecho de la Universidad Santa María de Arequipa La tauromaquia tiene un rito que una sentencia del Tribunal Constitucional no podría cambiar porque desnaturalizaría esa esa manifestación cultural, refiere el exmagistrado

Pablo Gómez de Barbieri nos trae desde Lima la conversación sustantiva con el jurista peruano a propósito de una demanda que cursa en el constitucional peruano para proscribir las corridas de toros.

─¿Las manifestaciones culturales que deben respetarse tienen que ser mayoritarias o las minorías pueden tener manifestaciones culturales que igualmente deben respetarse?

La Constitución consagra el derecho de las minorías, por mínimas que pudieran ser respecto a otros sectores o segmentos de la sociedad. Por ejemplo, si hablamos de la nación aymara veremos que no representa más del 2% de la población peruana y lo mismo podríamos decir de la quechua, aunque su proporción es mayor y así como ellas hay muchas más naciones en el Perú que lamentablemente aún no se integran en lo que llamaríamos la conciencia nacional peruana.

Esa visión global de las diferentes nacionalidades étnicas del Perú es algo que debería formarse sin desconocer dentro de ella la herencia que hemos recibido de España dentro de lo cual están como manifestaciones culturales las corridas de toros.

─En efecto, las corridas de toros están plenamente integradas en la cultura de casi todos los departamentos y en miles de pueblos de nuestro país. ¿Cree usted que si se pretendiese variar o alterar el rito que constituye esa manifestación cultural se estaría colisionando con la realidad del Perú profundo?

Creo que sí. Por muy minoritarias que aparentemente pudieran ser esas comunidades y su cultura, merecen el mayor respeto. Sobre todo porque una sociedad que aspira a ser libre requiere mucha tolerancia. Una sociedad liberal debe ser tolerante y respetuosa de los derechos y creencias de los demás, de tal manera que creo que eso es consustancial con un Estado democrático y de derecho.

─En la sentencia de la hoja de coca de 2008, el TC estableció claramente qué es cultura, porqué debe respetarse, qué es lo que la Constitución y los tratados internacionales de los que el Perú forma parte exigen y sólo pone una salvedad: que no se vulneren derechos fundamentales en esas manifestaciones culturales. En este caso, la pretensión de los antitaurinos se refiere a derechos de los animales; los demandantes dicen que la tauromaquia los vulnera. ¿Eso es un argumento constitucional?

Por más que hayan existido leyes anteriores y, desde 2016, la Ley de Protección Animal, esta es una disposición legal que no puede estar por encima de la Constitución. Que estas leyes dispongan la protección de los animales, incluso configurando delitos sancionados con la pérdida de la libertad, no quiere decir que las manifestaciones culturales puedan sufrir ninguna alteración en la medida en que estén referidas a los derechos fundamentales de la persona; reitero y subrayo, de la persona.

─¿Los animales tienen derechos? Porque ahora hay movimientos, incluso en el Colegio de Abogados, en ese sentido.

Podríamos decir que estas leyes de protección y bienestar del animal les conferirían ciertos “derechos” ─así, entre comillas─ pero estos no pueden atentar contra los derechos fundamentales de la persona porque han sido establecidos por una legislación general infraconstitucional. Si hacemos una ponderación de derechos, van a primar siempre los derechos fundamentales de las personas, los cuales de ninguna manera pueden ser equiparables a esos “derechos” de los animales.

Categoria: