Jerónimo Pimentel se casa 60 años después con su eterna Carmen

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Jerónimo Pimentel es cosecha 29 y por tanto llegó a los venerables 90 con la mente lucida , su pasión por la familia, los toros, los encastes y todo lo que tiene que ver con el mundo de la tauromaquia que no le es ajeno a este caballero nacido en Cenicientos donde siguen echando a la plaza corridas que ni por asomo ven las figuras y que se celebran en ese llamado " Valle del Terror" y que los lugareños valoran primordialmente al toro y a la capacidad del hombre para poderle a ese animal de embestidas correosas, astifinos y mas que bravos o encastados, fieros.

Jerónimo Pimentel hacedor de ganaderías , empresario, torero ( tomó la alternativa en Burdeos pero no se la validaron ), así que el 20 de abril , Jerónimo Pimentel (español). Madrid . Padrino Antonio Bienvenida , testigo, Rafael Ortega, los toros ganadería de Arranz. Él había tomado previamente una alternativa, no es válido en España 21 de septiembre 1951 en Burdeos ( Francia , Gironda ). El ganadero de El Paraíso , digo, ha hecho varias ganaderías y aun hay sangre brava de hijos y nietos del famoso 120 ( un jabonero de Juan Pedro, hijo del 40 Ilusión ) que ha tocado tierra incluso mas allá de nuestras fronteras ).

Don Jero llega a América allá por el 57 del siglo pasado , recala en Ecuador y viene con la cuadrilla de Enrique Vera que había hecho la famosa película "El último cuplé " interpretando al personaje de Pepe Molina y con la estelar Sara Montiel en el reparto. Luego el torero de Cenicientos viene a Colombia , y se casa por poder con quien ha sido el amor de su vida, Carmen, una bella mujer nacida en Zumaya una localidad y municipio español situado en la parte noroccidental de la comarca de Urola Costa, en la provincia de Guipúzcoa, comunidad autónoma del País Vasco. Está situado a orillas del mar y de la bahía donde confluyen los ríos Urola y Narrondo. Don Jero se encontraba en América y ella en España. Total, el caso es que hace unos días decidieron contraer matrimonio " de cuerpo presente " en Bogotá y el oficiante el padre Joaquin Sánchez, jesuita,que fue rector de la universidad Javeriana y amigo de la casa hace muchísimos años.

Así que este hacedor de lo que somos como taurinos en Colombia ha refrendado su amor a esa mujer que le ha dado la felicidad en medio e los avatares de un mundo bronco como el del toro y mas a él que ha transitado por veredas complicadas en ese sueño de ser empresario , torero y ganadero. Diría que en estas lides taurinas es, sin duda, un sabio memorioso.Don Jero puede ser sin duda un personaje que AL GRAN García Márquez le hubiera gustado novelar pues su vida es una historia de un tiempo tanto de esa España de tiempos oscuros de la pos guerra como la ilusión de la tierra prometida a este lado del Atlántico, al punto que la ganadería de este ejemplo de vida, de tesón, de pasión, de perseverancia se llama justamente "El Paraiso"

Por cierto, me cuenta este hijo de Cenicientos, población fundada por los romanos ,que conoció a Manolete quien solía pasar largas temporadas en Martin de Yeltes un municipio y localidad española de la provincia de Salamanca, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Se integra dentro de la comarca de Ciudad Rodrigo y la subcomarca del Campo del Yeltes, que forma parte de la inmensa llanura del Campo Charro. Por eso el Monstruo" que murió victima de una herida por asta de toro en Linares lidiaba las ganaderías del campo salmantino. Y me cuenta una anécdota preciosa : un día una vaca en un tentadero con las complejidades de la casta no había manera " de echarle mano" como suele decirse. Entonces Manolete le dijo a su banderillero : yo soy el torero de la paciencia y en efecto cuando estaba dominada le hizo un faenón de esos que encandilaban incluso a los profesionales. Cuando el ganadero pronunció las palabras rituales : Vista, el califa cordobés exclamó : Ven que si se podía.

Huelga decir que desde estas páginas le deseamos muchos años mas de vida a esta pareja tan entrañable de don Jerónimo y Carmen y lo hago extensivo a toda la prole incluido al nieto Curro que quiere ser torero. Claro,como el abuelo. O casi.

Categoria: