J. Tomas reencarna en el Corpus de Granada

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Jose Tomas es el único del escalafón universal del toreo que se hace desear, decide el cuando y el como y el donde. Se dijo, y era el típico " bulo " que estaría en el serial de Aguascalientes. Lo que sí es verdad, estará en junio en Granada, tierra lorquiana por antonomasia en la feria del Corpus el 22 de junio.

El empresario sevillano José María Garzón –gerente de la empresa Lances de Futuro- ha vuelto a conseguirlo. Ya lo contrató el año pasado en Algeciras en el que, a la postre, fue el único bolo del imprevisible y misterioso diestro de Galapagar. Y n 2019 tiene, que se sepa, firmado un único contrato que le ata a la plaza de toros de Granada el próximo 22 de junio en el que ya es el cartel estrella de la feria del Corpus. Así lo ha anunciado la propia empresa adelantándose a cualquier filtración que podría haber dado al traste con el empeño, siempre complejo, de contratar a José Tomás.

Para la ocasión, se lidiarán toros de distintas ganaderías, cuatro en concreto, que serán estoqueados por José Tomás, completando el cartel el rejoneador Sergio Galán. La Feria del Corpus de Granada se celebrará entre los días 20 y 23 de junio. Los carteles serán presentados por el propio José María Garzón el próximo 4 de abril en el Colegio Mayor San Bartolomé y Santiago de la ciudad.

José Tomás regresa a la Monumental del Frascuelo, una de sus plazas predilectas. El de Galapagar se vestirá de luces el próximo 22 de junio en el que será, sin duda alguna, el cartel más esperado ya no solo del Corpus, sino del verano.

La relación de José Tomás con la capital de la Alhambra viene de lejos. Su última aparición en el coso granadino data de hace 5 años. El 19 de junio de 2014 el popular diestro cortó tres orejas con las que abrió la puerta grande, acompañado por Rafael Cerro. Fue una actuación plagada de épica, como acostumbra el madrileño, en la que tampoco faltó una dramática cogida.

Francisco Martínez Perea relataba así en Ideal ese «espeluznante» momento: «Quedó el madrileño inerte sobre el albero y se temió lo peor. La impresión primera era que tenía una cornada en el costado y que la gravedad podía ser extrema. Los minutos se hicieron eternos hasta que un ruidoso murmullo confirmó lo que nadie podía ni imaginar y todos deseaban: José Tomás, pálido y maltrecho, salía de la enfermería para despachar al toro».

Sus otras visitas: rabo y «tarde para la historia»
La de 2014 fue el último paseíllo de José Tomás en Granada. Antes ya había desmotrado su condición de figura del toreo con creces en nuestra ciudad. El 7 de junio de 1996 lo hizo nada más alcanzar el máximo escalafón en la profesión. «Su toreo no se parece a ninguno», rezaba la crónica de Perea para Ideal el día posterior, «a poco que sea capaz de reeditar actuaciones tan convincentes como esta, el joven espada puede formar parte muy pronto de ese grupo especial de figuras con mando en plaza», añadía. No le faltaba razón.

El año siguiente volvió a Granada para abrir de nuevo la puerta grande, al igual que lo hizo en el 98, cortando dos orejas pese a un segundo toro que impidió «una apoteosis aún mayor». El 23 de junio del año 2000 tuvo lugar su siguiente visita a la Monumental. Aquel año cortó tres orejas con su «toreo bueno, despacioso, templadísimo, de puro sentimiento, todo él en terrenos prohibitivos». Y en 2001 apareció por partida doble en el coso de Doctor Olóriz, ofreciendo a la grada dos orejas en cada una de las veces.

En 2002, José Tomás acabó en la enfermería de la Monumental debido a otra cogida y sólo pudo matar a su primer toro, pero concluyó con dos orejas. Su retorno a Granada fue en 2008, cuando cortó tres orejas y un rabo en la tarde del 23 de mayo. Tal y como escribió Perea en Ideal aquella fue conocida como una tarde «para la historia». Una de tantas.

Categoria: