J. P Domecq denuncia los ríos de dinero del animalismo para acabar con el rito del toro

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

"La ganadería de toros de lidia no es rentable ni siquiera para nosotros; somos los últimos si las cosas no cambian, nos falta cultura rural"
Juan Pedro Domecq pone al descubierto el millonario negocio que representa hoy el llamado mascotismo que financia los movimientos antitaurinos haciéndonos creer que los animales tienen alma para lucrarse sin ninguna vergüenza.
En un reportaje a “La Nueva España” el criador de reses bravas homenajeado por la Universidad de Oviedo dijo que es prioritario defender, cultivar, enseñar y mostrar nuestra fiesta para que no se pierda un rito y una cultura inapreciables como la tauromaquia.

LA CONTUNDENTE RESPUESTA DE JUAN PEDRO DOMECQ

‘Es el mayor ataque que nunca hemos recibido por parte del capitalismo más exacerbado que es el que financia a esos movimientos animalistas. Las grandes compañías de las mascotas quieren hacernos creer que los animales tienen alma, para que propietarios inviertan en ellos. Es un gran negocio el que gira entorno a todo esto. Anteponen este negocio en detrimento de la vida humana y eso sí que es algo contra lo que hay que luchar. Les mueven intereses económicos y no la defensa de los animales’.

Juan Pedro afirma que: ‘Los que amamos la fiesta nos hemos dado cuenta que debemos defenderla. Hemos creado la Fundación del Toro de lidia. Los políticos deben dejar que el pueblo sea libre y decida, no imponer los criterios de unos pocos. Defendemos un animal, una cultura, una tradición, y una industria. Además se trata de una cultura no subvencionada’.

El ganadero prosigue: ‘La ganadería brava permite la sostenibilidad de la Dehesa. No hay emisiones, más bien se protege el medio ambiente. A lo largo de los siglos nuestra ganadería ha configurado un paisaje y un ecosistema. Y eso es innegable’.

Domecq mantiene que: ‘Nuestra actividad ni siquiera para nosotros es rentable. Somos los últimos salvo que este sector cambie. Nuestra motivación es más intrínseca que económica. Así que no se gana dinero en España con la ganadería de reses bravas.

Por otro lado, Juan Pedro Domecq comentó: ‘Nos cuesta cada vez más mantener nuestras ganaderías. La tauromaquia es la fiesta del pueblo. Me da envidia lo que te cuentan de Perú, donde los alcaldes se sienten orgullosos de organizar festejos y fotografiarse con los toreros. Aquí debemos hacer un esfuerzo de comunicación y contar la verdad. Nuestros medios son muy limitados y los políticos no son valientes. En Andalucía las cosas están cambiando’.

Categoria: