Ian Gibson, conmovido, en el sitio donde murió Ignacio Sánchez Mejias

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Ian Gibon el hispanista irlandés que ha redescubierto el entramado que rodeó el asesinato político del poeta granadino Federico García Lorca en Viznar y nos ha aportado abundante y selecta información sobre don Antonio Machado, entre otras obras, visitó la plaza de toros de Manzanares en Ciudad Real donde el 11 de agosto de 1934 un toro le infirió una cornada al polifacético Ignacio Sánchez Mejías.

“Es como una experiencia religiosa, estar aquí me está conmoviendo”, confesó Gibson, que no quiso aproximarse demasiado al estribo en el que se produjo la cornada “porque sería como un sacrilegio”.

A las cinco de la tarde. Eran las cinco en punto de la tarde”. Así comienza la elegía más famosa que Federico García Lorca le dedicó a su gran amigo Ignacio Sánchez-Mejías tras su fallecimiento. Y no fue a las cinco de la tarde, sino unos instantes después cuando Ian Gibson hizo realidad un deseo que tenía desde hace décadas: pasear por el lugar en el que el torero falleció aquel fatídico 11 de agosto de 1934 y respirar el ambiente místico que hay en la Plaza de Toros de Manzanares.

El Archivo Museo Ignacio Sánchez Mejías se convirtió en el epicentro formativo de docentes de toda la región no universitarios, que participaron durante todo el día de ayer en las jornadas ‘En torno al Llanto por Ignacio Sánchez Mejías’, organizadas por el IES Azuer, el Ayuntamiento de Manzanares, y el Centro Regional de Formación del Profesorado de Castilla-La Mancha. Paloma Recasens, nieta del torero, fue la encargada de clausurar esta actividad, junto a la directora del Centro Regional, Virtudes Pardillo.

Este museo contiene una colección única para conocer al protagonista de la famosa elegía de Federico García Lorca y descubrir al hombre que se esconde tras el mito literario: un personaje excepcional, polémico e indispensable en la Edad de Plata de la cultura española.

Cartas, fotografías, carteles, artículos de prensa, portadas de libros, proyecciones, grabaciones y enseres personales conforman este pequeño universo dedicado a su memoria. Ignacio Sánchez Mejías fue matador de toros, dramaturgo, novelista, articulista, piloto de coches y aviones, jinete y, sobre todo, un artista que merece ser estudiado y reconocido.

Cuando la familia decidió ceder el “tesoro” que guardaba desde hace años como recuerdos de Ignacio Sánchez Mejías, según su nieta, uno de los objetivos era “compartir y difundir” todo lo que giraba en torno a este ilustre personaje. De esta manera, se hacía realidad su deseo de tener “no sólo un archivo para consultar, sino también un lugar de cultura, música y literatura, donde también participaran los colegios. Y me da mucha alegría, porque este es el principio de algo que quiero que siga creciendo”, aseguraba Paloma Recasens.

Agradecida a la organización, y a los ponentes que durante la jornada ahondaron más en la vida y muerte del torero, y la cultura que le rodea, Paloma Recasens quiso poner el punto y final a este día de aprendizaje con un consejo que su abuelo, Ignacio Sánchez Mejías, le dio a su madre cuando tuvo que mudarse a Suiza a vivir: “dile a tu madre, que si se aburre, lea y copie a los clásicos como hago yo”. De este modo, el mecenas animaba a que su mujer y sus hijos participasen en la literatura. Este consejo quiso dejárselo de legado al profesorado participante en estas jornadas, “porque además sois profesores, y no sólo quiero que leáis a los clásicos, sino que enseñéis a leer, disfrutar con los clásicos y trasmitir esa pasión”.

Las jornadas las inauguraba el alcalde de Manzanares, Julián Nieva, poniendo en valor la apuesta por la educación como elemento integrador de la sociedad, y la figura de “este personaje excepcional, singular y polifacético; adelantado a su tiempo, que fue mecenas y precursor de la Generación del 27”. Y finalizaban con la lectura dramatizada del ‘Llanto por Ignacio Sánchez Mejías’, la obra que precisamente era el motivo de reunión de los sesenta profesores y profesoras que pasaron el día en Manzanares conociendo el Archivo Museo. La orquesta profesional de púa Ciudad de la Mancha interpretó la ‘Nana de Sevilla’, el ‘Romance de Don Boyso’, ‘Los mozos de Monleón’ y ‘La oración del torero’ intercaladas con la dramatización de ‘La cogida y la muerte’, ‘La sangre derramada’, ‘Cuerpo presente’ y ‘Alma ausente’ del Llanto, de Federico García Lorca.

Categoria: