Honramos al mejor subalterno ( Ricardo Santana)

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

( En la foto Claudia de Betancourt entrega al mejor subalterno la temporada la obra de Pachamé, una escultura de un banderillero que va camino a colocar el par )

MEJOR SUBALTERNO
Apuntamos varios nombres de hombres de plata para premiar. No fue fácil la decisión pero sí unánime en el jurado de los premios Pio Uribe : Chiricuto, Jaime Devia, Emerson Pineda, Ivàn Darìo Giraldo, Hernando Franco, Alex Benavides .

Nos decantamos por Ricardo Santana por sus superlativas actuaciones a lo largo de la temporada grande y en provincia, por ese saber estar en la brega donde demuestra que es posible dar ese capotazo de menos a favor del matador de turno y en banderillas un prodigio como los grandes rehileteros. sacando de abajo los palos, dejándose ver y arriba.

Una obra del maestro Pachamè donada por ese amoroso de la fiesta , nuestro fotògrafo Farley Betancourt, trofeo que entregò su esposa Claudia al espigado subalterno vallecaucano producto de esa impecable escuela taurina de Cali.

La brega, el arte de tomar el capote, las banderillas, ser discreto, trabajar para el matador,orientar la lidia en muchos momentos, eso lo hace Santana con magisterio.

Fue novillero, debutó en Bogotá en 1994 con un encierro de Orbes. En el 99 decide hacerse banderillero porque sabía que se le había ido el tiempo para ser matador de toros.

Santana, tan humilde pero gallardo, dice que la capacidad para llevar un toro es imprescindible conocer los encastes, el comportamiento del toro, saber colocar al toro, dar los menos capotazos posibles y hacerle ver al torero, que es la figura, si va mejor por uno u otro pitón. Por eso las alturas, las distancias, saber correr para atrás es imprescindible. Un toro con son debe darsele los lances suaves pero si es violento, un toque, solo uno, fuerte pero no exagerado. Darle tiempos al torero, dejar que se recupere tras la suerte de varas.

Por su capacidad, por su señorío, es el mejor subalterno de la temporada.

Categoria: