Gloria y tragedia en Tuta

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Tuta, a las puerta de Tunja, pueblo taurino si los hay en esta repùblica que creciò en Boyacà con sones de independencia y a donde llegamos los colombianos con esa admiraciòn y respeto por las gestas de los lanceros que en 1819 salieron de Casanare para entregarnos esa condiciòn de CIUDADANOS tras años de yugo extranjero, hoy abandonamos la plaza con aire de desconcierto y contradicciones en el corazòn.

Gloria por el encierro, hurras a Manuel Libardo, tragedia por la cornada a Arcila que ademas lleva un golpe en el rostro , en las costillas los trazos del pitòn derecho, y un puntazo mas, desencanto por el despropòsito de Finito de Còrdoba y pasajes salvadores a un picador y tres banderilleros.

Por una parte el bello encierro del maestro Rincòn. Cada uno de los toros de Las Ventas en diversas coloraturas de sus capas, delatan el fondo Domecq ( venìan de seis sementales distintos ) , expresaron trapio, bien armados, nobleza, bravura, acometividad ( ninguno volteò la cara en el caballo y hasta tumbo hubo ), prontos, como humillaron, que fijeza. Ha cumplido con un notable el veterano maestro y criador colombiano. Nos acordamos de ese gran " Barco" en Manizales o de su corrida en Ubaque. Enhorabuena por la fiesta, por la dignidad del toro, por èl, a veces maltratado. En la plaza se oyeron vivas a su persona y eso emociona cuando las cosas se hacen a derechas.

Lamentar la herida en la parte interna del muslo izquierda de Josè Arcila tras unas arrucinas que le impidieron continuar la lidia pese al querer del manizaleño con mantenerse en pie lo que fue imposible pues no podìa sostener su cuerpo y fue llevado de inmediato a una clìnica de Tunja donde reposa tras la intervenciòn de los galenos. Esta fuera de peligro. Estampò un ramillete de verònicas, un quite por caleserinas y con la muleta una breve tanda pues vino el incidente.

Estarà listo para Bogotà. En lo poco que estuvo en el ruedo las pinceladas del " nuevo " y renovado Arcila quedaron en la arena teñida de su sangre y de su verguenza torera.

Me diràn que apenas se cortò una oreja por un Manuel Libardo en sazòn. Sì, pero es que los aceros privaron a los toreros de mas trofeos, No exagero si afirmo que pudieron haberse cortado 6 o 7 apéndices.

Suele decirse que los toros precisan suerte en el sorteo.La frustraciòn vino del pavor que expresò en los tres toros ( lidiò el de Arcila, el tercero ) y sus dos de turno) Finito de Còrdoba, torero que posee una tècnica que se traduce en belleza y estètica en su toreo. Apenas, en Tuta, en su primero, un bello colorao ,una media verònica, de esas que describen en Andalucia como " de las que quitan el sentìo ". Luego, " la patica " atràs, no iba sino que huìa en cada intento de pase, jamàs dejò " firme la planta y erguida la figura " como pedìa el maestro Pepe Alameda y quiso ver a los toros con complicaciones que nunca tuvieron.

Censurable el individuo que lanzò un bote de cerveza pero incalificable que un torero al que le hemos cantado sus virtudes se haya negado a matar uno de los tres toros y que haya paseado su negligencia y lo escribo con aflicciòn, su ausencia total para dignificar el traje de luces ( estaba vestido de luto e hilos negros ). Luto por un toreo que no llegò, hilo, no de plata sino collar de tristezas porque esa aficiòn nutrida de gentes del común, de paisanaje y paisanos, de campesinos y campesinas, de aficionados que llegaron de municipios circunvecinos y de Bogotà hayan padecido la desidia de una figura del toreo que trajo con todos los sueños el empresario Fernet Mayorga haciendo un esfuerzo que a la postre resultò frustrante. Si se me permite por discusiòn acadèmica apenas, banderillas negras para el Fino que nos ha defraudado y en grado sumo.

Manuel Libardo exhibiò esa pureza, esos dones, esa brillantez de un joven torero cuya armonìa de movimientos deja sensaciones de gusto en el espectador ( eso sì estuvo machacòn con la espada ) , cortò una oreja que pudieron ser 4 ( lidiò tres toros ) pero con la espada no estuvo fino ( y no es ironìa ). Es siempre una gracia admirar a toreros como el ubeteño, verle incluso con arrojo, con decisiòn, con capacidad para superarse, para impregnar la tarde de aromas de toreria.

La virgen del Carmen les echò un capote a Granerito que tuvo el concurso de Andrès Herrera que le hizo un quite salvador ,a "El Pino" que no alcanzò a saltar la barrera al callejòn ,a Jaime Devia que se llevò un palizòn y a Hildebrando Nieto, picador, que cayò cuan largo es del caballo ante el empuje del toro.

Fotografias por Farley Betancourt , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,