Formidables Hermoso y Lea en hombros en Las Ventas

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Pablo Hermoso hizo el paseillo con Lea Vicens montando a "Alquimista" y con él puso el rejón de castigo. Bragao meano "Culebrito", con 575 kilos, lleva el hierro de "El Capea". Lleva el nombre de un toro de esa divisa que indultó en Istres, Francia , Lea Vicens hoy hace mano a mano con el navarro.

Los dos salieron en hombros. Un merito enorme del maestro que en sus dos primeros toros, ( con el que abrió plaza, un mansón y el segundo con opciones pero él marró con los aceros ) y con el último cartucho redondeó el triunfo con el quinto. Las dos orejas.

: Plaza de toros de Las Ventas del Espíritu Santo de MADRID (ESPAÑA).

ENTRADA: Casi lleno.

RESEÑA: Pablo Hermoso de Mendoza ( silencio, silencio y dos orejas); y Lea Vicens (oreja, silencio y oreja).

GANADERIA: Toros de El Capea (1, 3, 5 y 6) y Carmen Lorenzo (2 y 4).

CABALLOS UTILIZADOS:

Primer toro de la Ganadería de El Capea, número 32, 575 Kg, de nombre Culebrito: De salida ALQUIMISTA (1 rejón de castigo); en banderillas BERLIN (3 banderillas) e INDICO (1 banderilla); y para el último tercio CORSARIO (tres cortas y dos rejones de muerte tras cuatro pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de El Capea, número 7, 597 Kg, de nombre Caralimpio: De salida JIBARO (1 rejón de castigo); en banderillas DISPARATE (3 banderillas) y DONATELLI (2 banderilla); y para el último tercio ALABAMA (tres cortas y un rejón de muerte tras dos pinchazos).

Tercer toro de la Ganadería de El Capea, número 38, 634 Kg, de nombre Bondadosa: De salida ALQUIMISTA (1 rejón de castigo); en banderillas BERLIN (2 banderillas) y ARSENIO (2 banderilla); y para el último tercio PIRATA (una corta, un par a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS: BARRABAS, JANUCA y BRINDIS.

COMENTARIOS. Pablo Hermoso de Mendoza volvió a triunfar en la Plaza de toros de Las Ventas de Madrid tras una faena de enorme calado al quinto de la tarde, en la que el navarro desplegó por el ruedo madrileño lo mejor de su toreo y dejó bien claro que todavía y después de treinta años de alternativa su toreo sigue tan fresco como el primer día. Llevaba nueve años sin suerte en Madrid. Fallos con el rejón, lluvias, toros a complicados……el caso es que esta octava se hacía de rogar, e incluso en la tarde de hoy, con tres toros enfrente, también se hizo esperar hasta el quinto donde bordó una de las mejores faenas que se le recuerdan por estos lares.

Hay plazas y ganaderías en las que te duele más que te salga un toro totalmente a contraestilo de lo que plaza pide, de lo que la ganadería suele dar y de lo que tu esperas. Eso es lo que sucedió esta tarde con el abre plaza, un astado de El Capea que ni los propios ganaderos podían sospechar el juego tan rajado e insulso que iba a dar. Ni los ganaderos, ni el propio Pablo que lo brindó con toda la buena intención a S. M. el Rey Emérito Don Juan Carlos I, acompañado por su hija la infanta Elena. Fue una lidia en la que uno quería –el jinete- y el otro huía –el toro-. Pablo desde el inicio con mucho esfuerzo trató de encelar al astado, de sacar algo que dar al público, pero ALQUIMISTA, BERLIN, ICARO y el cierre de CORSARIO era todo sin brillantez. Solamente la calidad en las reuniones que ponían los caballos sobresalían algo de la aburrida contienda. No había toreo largo, ni galopes de costado, y además todo se acrecentó al final cuando el toro ni siquiera le daba la cara a Pablo para entrar a matar. Entraba como podía a la suerte y al final el toro dobló por el efecto de medio rejonazo para llevarse en el arrastre la pitada del respetable.

No mejoró la suerte con el segundo, con un juego tan rajado y huidizo como el primero, pero mucho más peligroso, buscando siempre la ventaja y lanzando la cara a lo alto. Volvió a ser una lidia en la que los caballos corrieron más detrás del toro que al contrario. En una palabra: desesperante. La rabia de Pablo tras luchas tanto por sacar al toro quedó patente cuando falló con la primera banderilla tras un extraño del estado. Esto enrabietó a Pablo y hasta al propio DISPARATE, que hasta lanzó una coz al marrajo cuando este le alcanzó en una ventajosa embestida. Cuando Pablo se volcó en el toro y enroscó a DISPARATE en los pitones llegaron los mejores momentos de la lidia, con un caballo entregado y tirando de valor, dejando las mejores imágenes de la tarde. Otra lidia sin toro, en la que la cuadra se jugó el tipo para sacar poco resultado. Ni hermosinas, ni galopes de costado con DISPARATE, ni piruetas con DONATELLI. Lo mejor las reuniones y el rejonazo final con ALABAMA.

La tarde se escapaba entre el desencanto de Pablo y sobre todo de un público que volvió a ser fiel a su torero y que tenían ganas de paladear ese toreo caro, puro, despacioso que tantas tardes han visto y que parecía que esta iba a ser otra más. Ya así llegó el sexto y antes de salir Pablo se lo brindó a su padre taurino, José Antonio Chopera a través de los micrófonos de Movistar TV y el sabio empresario trajo suerte. Por fin saltó un toro bravo con ganas de embestir y al primer contacto con ALQUIMISTA la plaza ya tenía un aroma distinto, un “este si va a ser” que convertía el hastío en “olés”. Caballo y toro eran uno, solamente unidos por la cola templada del caballo. No había cite sin respuesta y ALQUIMISTA podía hacer que el toro se enroscara en su cola, que saliera rebosando por la grupa después de cada doblón. No estiró el tercio, porque quedaba mucha lidia y salió montando a BERLIN y la apoteosis continuó, iniciando con una vuelta completa al anillo, con el toro embebido en BERLIN, los pitones rozando su piel y rematando con trincherazos por dentro ante los “olés” del tendido. BERLIN toreaba en todos los terrenos, porque había toro en todos los terrenos.

Hubo hermosinas, ahora sí abaniqueando con la grupa a un toro que se desplazaba. BERLIN con dos banderillas dictó una clase práctica de buen toreo a caballos. ARSENIO fue el encargado de seguir con la lidia y ahora con más chispa en los embroques, con más garra pero con la misma calidad llegó a la cara del toro para dejar otras dos banderillas de cátedra en la cara del toro, en el centro del ruedo y clavando al estribo. Todo con esa pastuosidad que se le da al toreo caro. Impresionantes las dos piruetas que realizó en terrenos imposibles, rozando los pitones el pecho del caballo y saliendo toreando de la suerte. Para el final el postre del veterano PIRATA. Una garantía que volvía a reaparecer con su maestro para este compromiso de Las Ventas y que volvió a dejar patente que es el mejor caballo de último tercio de la historia. Una sola banderilla corta arqueándose en la cara, un final con un par a dos manos único por su verdad, y los desplantes del teléfono con Pablo literalmente tumbado en el testuz del toro hacían que la plaza fuera un auténtico manicomio. Quedaba el rejón final y Pablo atacó despacio, meditando lo que le iba en ese golpe y así midió en una primera pasada para dejar un rejonazo en lo alto que hizo que Bondadosa doblase en los medios y de forma instantánea para que Plaza se convirtiera en un clamor de pañuelos que llevaron a Pablo hacia su octava Puerta Grande venteña.

LEA VICENS

Brindó Lea Vicens al Rey Juan Carlos la faena del segundo. Bien parado por la francesa y un rejón de castigo. A lomos de Bético lo movió a dos pistas con cercanía y puso tres largas, la tercera al violín. Mantuvo intensidad con Bazuka para colocar otras dos al quiebro. Cerró con Deseado para poner dos rosas y a lomos de Espontáneo dejó un pinchazo y un rejón de muerte entero tras el que paseó una oreja. Opciones le dio el cuarto de la tarde que aunque no tuvo tanta movilidad como el primero, aguantó en los medios. A lomos de Gacela dejó lo más destacable y tuvo un susto en un intento de quiebro. Sacó a Diluvio y a Jazmín antes de fallar con los aceros. El sexto colaboró y colocó con Bach un rejón de castigo. A lomos de Bético las primeras largas y con Diamante al quiebro. El rejón entró entero y cortó otra oreja que suponía su primera Puerta Grande. La primera mujer francesa en conseguir este hito.

Categoria: