!!Feliz día de las madres !!!

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Siempre he creído que las madres de los toreros son " Angustias " como se llamaba la madre del maestro Manolete. Ellas se quedan en casa esperando el telegrama o el radiograma ( esto en otra época ) , y en estos tiempos la llamada por celular o el wasap o un twit , del hijo que torea cerca o lejos ( a veces al otro lado del Atlántico ).

A todas ellas nuestro reconocimiento, nuestro cariño y que sea un día feliz para todas, todas, sin excepción.

Ellas son el soporte de la existencia de estos hombres y mujeres que se juegan la vida en los ruedos y que un día con la venia de estas hermosas mujeres ( todas son bellas y tiernas ) que un día le hicieron un guiño al hijo o hija que optó por la tauromaquia como su pasión. Más que una profesión es un estado de alma.

Que disgusto voy a darle a mi madre, exclamó dolorido el maestro Manolete tras la cornada de "Islero" en Linares. Y expiró. Así de duro y grandioso es este mundo del toro.

Dice don Rafael Cué : La vocación de ser torero es un regalo de Dios. Son pocos los hombres y mujeres privilegiados con este don de tener en el alma la necesidad de expresar todos sus sentimientos ante un toro, jugándose la vida, vida que llega por medio de la madre, el ser más importante que reina en esta tierra. Las madres son las únicas capaces de sentir amor de una forma que sólo ellas entienden, que sólo ellas dimensionan. ¿Cuánto sufrirá la madre de un torero?

Cuando un hombre o una mujer toma la decisión de dedicarse al toreo, la primera preocupación es el riesgo físico que conlleva la profesión, el ser corneado o incluso muerto por las astas de un toro en cualquier plaza cualquier tarde.

Como los toreros son artistas, sus sentimientos se mueven en el distinguido universo de las artes y las emociones. El verdadero riesgo de ser torero es no lograr desarrollar el alma ante los toros. Las cornadas son gajes del oficio, e incluso la muerte es un precio que los que se enfundan el traje de seda y oro están dispuestos a pagar si logran ser plenos artistas ante el toro.

Categoria: