Exito de Diego Ramos en su exposición en Francia

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

La exposición del maestro Diego Ramos en Mont de Marsan ha sido un suceso.

Su obra al pastel, técnica compleja desde el punto de vista pictórico pero de gran belleza cuando un artista como el vallecaucano sabe dotarla de esa fuerza y vitalidad, donde el color, la pincelada, el movimiento, la luminosidad de la fiesta relucen con brillantez. Y rompe, admas, con los clichés en los que muchas veces ha caído la pintura referida al mundo taurino.

Ramos, quien radica en el país galo desde donde proyecta su obra artística a las principales galerías del orbe taurino, ha titulado su siguiente exposición sólo con su nombre: "Diego Ramos", la cual ya vislumbra el mismo éxito que las anteriores y cuya exposición estuvo a la vista del público del 17 al 21 de julio.

En esta ocasión constó de 25 de sus obras más recientes, en formato mediano y pequeño, en los que plasma un poco de todo lo que envuelve el mundo taurino, el flamenco y los caballos, que son sus grandes pasiones.

"Lo que me tiene contento es que cuando comparo cosas del año pasado, me gustan menos las del año pasado, me gusta más lo que tengo entre manos. Y eso es normal que así sea, pues creo que le voy dando una vuelta más a la tuerca de lo que voy buscando. Modernizar el cliché de lo que tenemos tan manido en la pintura taurina, ese es uno de mis puntos fuertes porque así lo busco y así lo siento", dijo el artista colombiano.

Para el pintor nacido en Cali, en octubre del 1976, y quien ha expuesto en México, Sevilla, Nimes, Pamplona, Madrid, Santander, Valencia, Mont de Marsan, Zaragoza, Bayona y un sinfín de lugares más, es necesario dejar atrás los estereotipos de Ruano Llopis y Roberto Domingo, y tratar de buscar una identidad propia y moderna.

"Los pintores españoles seguían haciendo refritos de lo mismo y los mexicanos ni te cuento, salvando a Pancho Flores, que fue un portento. Del resto en España ha sido lo mismo todos estos años. Yo empecé bebiendo de esas fuentes de niño, estudiando, pero luego ya de tanto pintar, va saliendo un poquito el trazo libre y personal que he tratado de dar a mi obra", expresó Ramos.

Categoria: