Estocada de Ritter lo mas destacado para el colombiano

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

A medias salieron las cosas para Sebastian Ritter en el primero ( segundo de lidia ordinaria ) en Las Ventas en este día de La Paloma. Como es tradicional , por la mañana se cumpliò la ofrenda floral a la virgen, que se realizò justo en la fachada de la iglesia. La fiesta cerrò en la noche madrileña ( tarde colombiana ) con una procesión que tiene su punto de partida en la Iglesia de la Paloma y recorre el eje de la calle de Toledo hasta la plaza de la Cebada.

Un precioso detalle de la banda y es que en el momento oportuno, la aficiòn internacional de Las Ventas en el toro quinto de Ritter dejò escuchar las notas del pasodoble con mùsica del maestro valenciano Juan Mari Asin y letra del poeta colombiano Guillermo Gonzalez Ospina, FERIA DE MANIZALES.......Esa mùsica y en Madrid quita el sentìo como dirìa un sevillano.

El colorao , escaso de fuerzas, se devolviò al derrumbarse. Se corriò el turno. El primero para el colombiano , colorado ojo de perdiz con 645 kilos, de nombre " Olvidado" "sin alma". Saliò Japonés , un toro de capa negro con 586 kilos , fino y bajo, hondo , tocado arriba de pitones.

Pero el toro se agarrò al piso y no le dio opciones al valiente torero de Medellìn. Japonès no tuvo chispa ni celo para hacer vibrar la plaza y para colmo se parò.

Eso sì una estocada impecable tras pinchar en el primer intento. La colocaciòn perfecta en los pocos muletazos que pudo instrumentar pero cuando el toro no transmite es muy difícil llegar al tendido. El toro se lo brindò al Dr Màximo Garcìa quien lo atendiò tras la cornada en el gemelo derecho en San Isidro cuando hizo un quite al cuarto toro de Eugenio de Mora.

El quinto, sobrero de Osborne valió en la primera parte. La faena de Ritter fue larga aunque falta de transmisión. Pinchó varias veces antes de un descabello certero.

Robleño fue ovacionado en su primero un toro de Escribano Martin que sin fuerzas no tuvo " aire "· Le premiaron al castellano sus últimas actuaciones con una fuerte ovaciòn.

La espada priva a Juan ortega de un premio pero estuvo inspirado, decidido , valiente y muy atento a los cambios de comportamiento del toro.Deja una extraordinaria tarjeta de visita. Doblòn y trincherazos para " abrir boca ". Pero donde vino lo grande fue con la mano izquierda con la que construyò una obra de una singular belleza. De uno en uno y esos muletazos " hasta allà y trayendolo acà en esa media luna imaginaria". Què belleza. La espada le priva de la oreja. Pero Madrid sabe que este es un nuevo descubrimiento de hace un par de semanas que hoy confirmò
en la arena venteña-.

Robleño con el cuarto. "Cernìcalo" de nombre. El cuarto fue un elefante con casi 700 kilos, cuajado, corpulento, cuelli-corto . Fernando Robleño abriò con verònicas de mucho gusto. . La fanea con la muleta tuvo dos parte. En la primera, pases de factura con la derecha, precisiòn y eficacia. Después, todo se fue diluyendo. Silencio, mas allà de su enorme voluntad.

Y uno se pregunta si vale la pena lidiar toros de casi 700 kilos que no se pueden mover y que hacen EL TOREO CASI IMPOSIBLE. En fin.
Toros de Martin Lorca y uno de Escribano Martin.

RESUMEN

Menos de media entrada.

Fernando Robleño, ovación; silencio.
Sebastián Ritter, silencio en los dos
Juan Ortega,OVACIÒN

Categoria: