El silencio de Madrid acompaña la maravilla de Aguado que lo emborrona con la espada

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Qué curioso!! Estaba anunciado Pablo Aguado que fue la sensación de Sevilla y no atrajo a Las Ventas a un mayor número de aficionados para haber puesto el cartel de " no hay entradas ". Claros en los tendidos.

Qué manera de torear de Pablo Aguado. En el sexto hay aroma de toreria y belleza con lo que hace este torero de tanta personalidad que no pierde las formas.

Dos volteretones a Aguado en su primero, pasa a la enfermería y retorna para el sexto.

Gines Marin corta una oreja al primero y Adame se queda a las puertas de saborear el triunfo, apenas una vuelta al ruedo en su primero e indiferencia con el quinto.

Gines Marin ha puesto sobre la mesa su actitud , verdad y compromiso con las ideas claras , dos series mandonas con la mano izquierda y un estoconazo de gran nivel del torero de Jerez que abrió la tarde de este sábado en Madrid con el toro de Montalvo en su primera de tres tardes. Cartel joven con Adame ( Luis ) y ese prodigio de naturalidad que es Pablo Aguado.

Lo bien hecho bien correspondido y se le concede la oreja. Su padre , Guillermo, picador, echa la cara arriba , respira profundo y aliviado.

Luis David Adame topó con un buen toro de Montalvo pero la templada faena desde los lances con el capote a la muleta que tuvo momentos brillantes por el buen ritmo del toro fue empañada por momentos por la colocación del mexicano frente al toro. Le criticaban que estaba toreando despegadito , lo que llaman los toreros " fuera de cacho ". Se oyeron reproches desde el tendido y él enmendó la plana. En la suerte de recibir un espadazo que hizo saltar de alegría a Luis David. Toro cae.Ovación al toro " Enviado", el número 80. Gran toro. La petición era menos abrumadora que para Ginés pero el palco no tuvo en cuenta y lo dejó sin trofeo. Vuelta el ruedo en la mejor presentación del joven torero " manito".

Devuelto el tercer toro de la corrida para Pablo Aguado tras ir al caballo pues no tenia recorrido. Al de Montalvo lo sustituye el primer sobrero de Luis Algarra, procedencia Domecq, de nombre "Travieso" con 540 kilos y cinqueño. Dos tremendos pitones, abierto de sienes y alegría en las embestidas de salida.

Echa las manos por delante en el capote de Aguado que sorpresivamente es cogido cuando concluía el saludo capotero, con el pitón izquierdo del toro a la altura de la rodilla tras lo cual el sevillano se duele y es visible en su rostro las consecuencias del golpe.Al llegar a la barrera para dejar el capote , Aguado muestra el dolor en su rostro y hace un gesto como diciendo !!! vaya incordio!!!.

Lo prueba por bajo por ambos pitones y al terminar le da un natural que es acogido con beneplácito por la afición de Madrid. Le da un rechazo y el toro " se va de bruces" ( pierde las manos que decimos taurinamente ). Una voltereta mas impresionante por como se vio que lo que pasó, coge nuevamente la muleta y la afición le responde con una ovación esa raza. El toro lo levanta con la pala del pitón , le toca el glúteo derechos y cae . El toro respondió en la medida en que Pablo le perdí pasos e iba mas desahogado el de Algarra. Pincha, travesada y tendida la media. Raza tiene el torero, sabe estar en la cara del toro y sigue pegando muletazos de gran calidad.

El toro obedecía al toque pero iba que no iba, dice Aguado sobre el de Algarra quien anota que dependiendo como se encuentre vuelve al ruedo. Pasa a la enfermería, le atienden y está listo para el sexto.

Silencio .

Gines Marin lidia el cuarto.

Pierde varias veces las manos. El viento molesta y la elección del terreno mas adecuado se suma a las dificultases pues el toro no tiene mala condición y acude a los toques. Con la punta de la espada de ayuda intenta evitar que la muleta se una veleta por el viento y la faena no coge el ritmo pues a esto ser suman los grititos de desaprobación de un sector de la plaza que se muestra impaciente. Ya no es solo viento es que son rachas. El toro echa la cara abajo olisqueando la arena y todo se trastoca, para mal. No pudo ser en este toro para Ginés. Pincha arriba.

El quinto es un TORACO de 650 kilos, colorao, ojo de perdiz para el mexicano Adame.

Otra vez el viento. Las tandas a veces se ven tachonadas por la falta de temple ante la nobleza del toro que obedece a los toques y va FRANCO AUNQUE POR EL PITON IZQUIERDO suelta la cara. Dos naturales , el forzado, algunas palmas y cierto rumor de desaprobación en otro sector de la plaza venteña.

La clase del toro le permite a Luis David la mejor serie por el pitón derecho. Sin estar mal, el mexicano no logra remontar la tarde y se advierte cierta indiferencia por lo que hace el torero.. Tiene un nuevo compromiso en quince días con la corrida de Zalduendo.El toro le pega un arreón cuando intenta quitar una banderilla. Cae baja la espada, entra por derecho y lamentablemente fue mejor el intento que la colocación. El toro con muchas opciones .

Me voy contento porque se han pasado cosas, dijo Adame.

El colorao, chorreado en verdugo con 591 kilos , de nombre "Tapado",, altro de cruz, abre la cara, "paletón" que dicen y aprieta hacia adentro, para Pablo Aguado. El toro remata en el burladero.

Tras las varas , el toro pierde celo.

Que suavidad, que despaciosidad la de Aguado que a la altura del final de la corrida se levanta de los tendidos ante lo que hace el sevillano con tanta belleza. Torea al compás y con armonía porque lo hace con las muñecas y la cintura. Recital de toreo de las rayas para adentro. Tres naturales a pie junto y el forzado. Qué torero,que toreo y el silencio sevillano de Madrid: Pero como o hay dos sin tres, la espada " hace guardia" y todo se emborrona,.

Ha habido un silencio mágico en Las Ventas y eso ayuda porque cuando se hacen las cosas con despaciosidad , eso gusta, dijo Aguado a la televisión.

RESUMEN

Toros de Montalvo y un sobrero, el tercero, de Algarra,

21 mil personas en Madrid.

Ginés Marín, oreja tras aviso y silencio tras aviso.

Luis David Adame, vuelta tras aviso y silencio.

Pablo Aguado, silencio y ovación.

Categoria: