El monumento al maletilla vuelve a su sitio

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Gracias al empuje de varios taurinos se ha reinstalado el monumento al maletilla en ese cruce de caminos que lleva aun a varias ganaderías en la zona de Mosquera . Recuerdese que Mondoñedo, Vista Hermosa , Pueblo Español, Clara Sierra, se instalaron en esa zona.

Esos grupos escultóricos fue idea de ese otro hombre universal que fue el médico Virgilio Olano quien falleció hace 13 años y quien quiso tributarle el homenaje a esos personajes que deambulaban por las fincas para " echar capa" y soñar algún día con la puerta grande.

Por las obras de ampliación de la vía desde Bogotá al occidente se desmontaron las figuras que ahora han vuelto a ocupar su sitio.

Quien es un maletilla ? Un joven que aspira a abrirse camino en el mundo del toreo y para ello comienza a practicar toreando en las ganaderías o participando en capeas o tientas.

Gloria Sánchez Grande nos abunda en el conocimiento de estos personajes casi extinguidos en una fiesta cada vez mas glamourosa , donde el romanticismo. poca cabida tiene.

Para los no iniciados en el planeta de los toros, hay que apuntar que esto de los maletillas no tiene nada que ver con maletas pequeñas. Javier Villán define así a un maletilla: "aprendiz de torero que con la esperanza de pegar unos muletazos en los tentaderos vagaba por caminos y dehesas, con una maletilla en la mano o un hatillo al hombro donde guardaba sus trebejos de torear. Hoy es una figura inexistente, pues las ambiciones del torero se canalizan a través de las escuelas taurinas. El maletilla o capa era una pasión existencial y taurina, producto del subdesarrollo y del hambre, bases sobre las que se asentaba la vocación de torero". Es decir: sólo las sociedades tiesas y caninas han producido grandes toreros.

¿Y por qué me he acordado de los maletillas? ¿Por la sempiterna crisis? Ni mucho menos. La razón ha sido un artículo de Paco Cañamero donde cuenta que varias ganaderías charras han sido asaltadas por "neo-capas" que se dedican a torear camadas completas de añojos dejándolas inservibles para su lidia en la plaza.

Juanito Valderrama cantaba EL MALETILLA , obra de Ochaíta - Valerio - Solano

......."Arríen la bandera de la plaza,
apaguen ese sol que arriba arde,
que yo no quiero ver qué es lo que pasa
si sale el tercer toro de la tarde.
Quisiera no mirarlo y ya le veo,
oculto entre la gente al chavalillo
que sueña con la gloria del toreo
y ciego va a saltar,
va a saltar hasta el anillo.

Por Dios, señor presidente,
por Dios, por Dios no saque el pañuelo,
que aunque el chiquillo es valiente
pué haber, pué haber un día de duelo.
Se lo están pidiendo a usía
cuando el miedo las agobia
dos mujeres aflijías, ....."

UN RECUERDO DEL DOCTOR VIRIGLIO OLANO
La muerte del polifacético personaje lleva pesar a la ciencia, a la academia y al mundo taurino. Miembro de la sociedad capitalina, el doctor Olano, quien por años escribió la columna ‘Caduceos’ en las páginas de opinión de este diario, aparte de ser un inquieto investigador científico, también dedicó tiempo a la escultura, a la pintura y a la historia. Era el presidente de la Sociedad Bolivariana y miembro de las academias colombianas de Historia y de la Lengua. Además, miembro del círculo literario de Bogotá.

Fue un apasionado de la fiesta brava, a la que defendió y propagó. Además de ser uno de los médicos oficiales de la Plaza de Toros de Santamaría por largo tiempo, era amigo y médico personal de varios toreros colombianos. A algunos de los cuales operó de las cornadas recibidas.

Como diplomático nos representó en varias ocasiones con lujo de competencia.

El doctor Olano fue el autor de más de 40 libros.

Categoria: