Don Jerónimo Pimentel , las casetas y Miura por la tarde en Sevilla

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

( En la foto, flanqueado por el gran Bing Crosby y el embajador de los EEUU en España. Al centro don Jerónimo Pimentel )

Corría el año 1953 y en plena efervescencia de ese abril sevillano , salpicado de buen jerez, blancos, claretes , tintos . jamón serrano y queso manchego , el mocetón de entonces, que venía de Cenicientos , que siempre ha preferido el toro grande , como era apenas natural, don Jerónimo gozaba de esos seductores placeres y la juerga se prolongó......Lo que no sabía o si lo sabía se le había olvidado al atildado joven de la gabardina , torero de finas formas castellanas, era que a la tarde se jugaba la vida y nunca mejor expresado con los terribles Miuras de aquel entonces. El vestido de torear estaba cubierto por el capote de paseo en la silla de la habitación del hotel hispalense.

Y es que tenía motivos para disfrutar no solo del toreo sino de la compañía de ese crooner y artista de los musicales en cine. Bing Crosby quien fue uno de los primeros artistas multi-media, desde 1934 hasta 1954 Bing Crosby tuvo un casi imbatible éxito de ventas con sus discos, grandes ratings en las radios y películas mundialmente vistas. Es usualmente considerado como uno de los actores musicales más populares de la historia y es actualmente la voz humana más grabada electrónicamente. Se da crédito también a Crosby por ser una de las mayores inspiraciones para los cantantes masculinos que lo siguieron, incluyendo a Frank Sinatra, Perry Como, y Dean Martin.......

Y a estos dos genios, uno de la música, la actuación y otro del toreo se les unió a la parranda el embajador americano en España en tiempos en que no se avergonzaban los " gringos" de asistir a las corridas. Ni al diplomático ni a Ava Gardner, claro.

LA ANECDOTA ES ASI

Don Jerónimo no estaba acartelado ese año en Sevilla y se tomó la vida como todo joven de ese tiempo y de todos los tiempos...Se fue con sus amigos gringos de casetas, llegó a las dos de la mañana al hotel cuando se entera que tras la cornada al maestro Antonio Ordóñez el sustituto era él. !!Que susto, madre mia!!!!!...Solventó toreramente el asunto y es mejor dejarlo así.

O TEMPORA! O MORES! , frase de Cicerón en el cuarto libro de su segunda oración contra Verres y Primera Oración contra Catilina. Se traduce como Oh los tiempos! ¡Oh las costumbres!. Y que tiempos, Don Jero.

Mejor no pregunto como le fue con los Miuras......

Categoria: