"Barco", toro excepcional del maestro Rincòn con un soberbio Castella

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

"Barco" , ese precioso y bien hecho toro de "Las Ventas del Espìritu Santo " ha sido extraordinario y Castella supo llevar a buen puerto pese a que el primer puyazo trasero lo mermò sin que el varilarguero lo hiciera con aviesa intenciòn sino por accidentes de la lidia ( luego rectificò pero el daño estaba hecho ). Empujò con clase en el caballo. En el sorteo todos los banderilleros y apoderados miraron al "507" con la pretensiòn de llevárselo a su matador pero solo un tenìa ese privilegio y fue Sebastian, el de Beziers. El toro tuvo el honor de la ovacionada vuelta al ruedo.

En el conjunto de la bien presentada y noble corrida del maestro Cèsar Rincòn, luciò sus galones ese noble y bravo toro que humillò, fue fijo, se empleò en el capote. Vioti lo cerrò a tablas de tercio a tercio y el toro galopò. Ovaciòn al subalterno. Se mascaba la faena grande y asi fue. Como era bravo, a los medios. Planeaba de tanto meter el morro. Un manojo de mano baja de naturales, el olè sonoro e irrumpe el "Feria de Manizales " que es el honor por una faena que lo merece. El toro va hasta el final, la gente en pie. El pase de las flores ( como escondiendo detràs de la cadera la muleta ). Acudía presto y con alegrìa a los engaños. El fenotipo del toro se agigantaba a medida que la faena transcurrìa entre ovaciones y vivas al torero. Se insinuaba el indulto.....

Y que finales del toro ( me lo dijo un dìa don Fenando Domecq, una de las ausencias mas sentidas del toreo del pasado año ) : lo importante en un toro son esos finales. Ahí demuestra su casta, su bravura, su valor en oro como toro.

Castella se perfila, la muleta a las pezuñas, la espada en la mano derecha, levemente curvada, se vuelca con seguridad, con el alma y el toro rueda . Dos orejas, la revoluciòn bulliciosa en la plaza y Cèsar Rincòn, el maduro maestro que un dìa de 1991 comenzò a hacer historia con la primera de las seis salidas en hombros de Las Ventas , comenzò a llorar. Le caìan los lagrimones por su curtido rostro. Muchos , dijo a este periodista, han querido mi derrota y este triunfo que no es solo mio sino de la gentes que quiero, me reivindica si es que algo tengo que reivindicar.El ganadero bogotano entrò en un largo silencio,cogitaba, musitaba para sì, hablaba con su otro yo, con sus fantasmas en tanto su hijo Juan Josè llegaba desde el palco ganadero a darle un abrazo, abrazos que se repetìan de gentes que salìan desde distintos burladeros del callejòn. Castella comenzaba su triunfal y aclamada vuelta al ruedo porque habìa entendido al toro que se levantò en una finca que mira a un enorme cerro ( El Tablazo" , en el municipio de Albàn ).

El ganadero sabe de glorias pero también de sinsabores y tocado con su sombrero aguadeño ocultaba su alegrìa transitada por un llanto que percibo como la explosiòn de muchas sensaciones contenidas.

El primero del francès echa la cara arriba. Comienza con eficaces doblones. Repite las embestidas. 4 templados derechazos, un recorte y un racimo de naturales.

El toro deja reponer, es fijo y encastado. El gusto y la finura de un habitante de las antiguas galias, toreando, son evidentes. Se pone de frente, cita, embarca al toro. Todo ha sido por abajo porque la casta del toro lo merece .

Cae la primera 8 Serìan tres al final y triunfador de la tarde ).

Paco Perlaza no tuvo suerte.. Su primero buscò temprano el abrigo de las tablas aunque toma bien los vuelos de los engaños. No repite demasiado, la muleta retrasada.

En el vallecaucano hay oficio , cierto sabor y "olor" añejo de un torero joven con dos décadas de alternativa que pese a no torear lo que acredita su figura conoce los entresijos de la fiesta y eso se nota y denota.

Le devuelven su segundo, "Desorientado". No me explico como un palco tan sabio comete ese error pues si el toro supuestamente era manso , la mansedumbre no es defecto sino condiciòn y el manso tiene lidia, Cuando el banderillero Emerson Pineda lo lleva al toril, el toro echa la cara abajo y embiste de maravilla. Marcelo, el hijo de Miguel Gutierrez utiliza un rejo y logra meterlo a los corrales pues la faena estaba resultado pesarosa.

El sobrero ( por eso digo que sin suerte Perlaza ) se pega una vuelta campana y lógicamente eso lo afecta. Abrevia con el toro que tiene hechuras para embestir pero ha sido malogrado.

Perlaza se va con el crèdito intacto. Un gran torero y no lo digo por colombiano como decìa don Ramòn Ospina sino precisamente por eso, por torero.

Alvaro Lorenzo topa con un toro con fijeza y la cara abajo. El pitón derecho es potable pero " la cosa " no cuaja.

El sexto. Tira de èl el toledano, hay muletazos largos y bien concebidos pero al toro le falta repeticiòn en las embestidas. El puyazo trasero tiene mucho que ver en la declinaciòn del toro aunque tiene profundidad. Eso sì carente de vivacidad.

Suena el pasodoble " Manolete" y por un instante hay cierto revuelo en el tendido pero es una ilusiòn. Se advierte la pureza en el manejo de la muleta a Lorenzo pero no termina de abrochar la ilusiòn ese sexto. Exprime al toro. No logra igualar al toro que echa la cara abajo y el torero demora la ejecuciòn de la suerte suprema....Vano esfuerzo pues falla con la espada . No digo que se ha ido de vacío pues deja muchas notas y registros estimables pero en el toreo es preciso el buen uso de los aceros.

Abandono la plaza con el acompañamiento en ese cielo incomparable de Manizales con una luna llena, redonda , luminosa y con la sensaciòn de que he visto torear a Castella que ha sido honrado por los del tendido joven que le recordaron sus 20 años de alternativa. Estos muchachos son maravillosos. Gracias.

Fotografias por Farley Betancourt , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categoria: