Andrés Calamaro y su disco mas reciente : Cargar la Suerte

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

( Esta foto corresponde a la presencia del rey de España Felipe VI en Las Ventas quien estrecha las manos al canta autor argentino )

Andrés Calamaro,como todos saben, es argentino y tiene una debilidad por la tauromaquia a la que defiende en cuanto puede al punto que su más reciente C. D ( antes decíamos disco ) se llama " Cargar la Suerte ". Habrá un título más taurino y más evocador de la pureza del toreo ?

Superviviente de penas y amores, y de sí mismo, el Salmón reconoce en la sencillez del rock clásico y la canción, el lugar ideal para seguir. Así es su disco 'Cargar la suerte'.

“Hay que sanar / hay que saber / hay que querer conseguir por qué vivir”, con esos versos se va sellando el final de 'Voy a volver', la última canción de 'Cargar la suerte' (Universal, 2018), el flamante álbum de Andrés Calamaro que se estrena este 2 de noviembre bajo su nueva casa disquera. Sanación, sabiduría, deseo y búsqueda están presentes en el viaje de vuelta del Salmón a su barrio en donde frezara sus primeras canciones acompañado de discos viejos que le plantearon la posibilidad de ser un artista. Desde entonces nadó río arriba.

A finales de los 70 debutó discográficamente con el grupo de candombe Raíces gracias al uruguayo Beto Satragni, y tres años más tarde probó las mieles de la euforia pop como escudero de lujo del inmarcesible Charly García sobre el escenario del estadio de Ferrocarril Oeste en la presentación de 'Yendo de la cama al living'. Enseguida hizo flash con Miguel Abuelo quien lo reclutó como tecladista y compositor de Los Abuelos de la Nada en donde demostró que sus canciones estaban hechas de material noble, el mismo con que había sido forjada la canción popular del siglo XX.

Con CARGAR LA SUERTE, Andrés Calamaro renueva credenciales a dos décadas de Alta Suciedad. Este álbum, una colección de doce canciones, es una grabación de arte y eficacia. Un tripartito en las responsabilidades de una producción ejemplar, dirigida por Gustavo Borner,Germán Wiedemer y el propio artista. Calamaro graba en Los Angeles un disco con selectos músicos de la Costa Oeste y nos ofrece un álbum de Rock n Roll adulto… dando continua importancia al casting de músicos que tocan, en esta grabación, con elegancia e inspiración, sonido y sensibilidad. Un álbum sofisticado de canciones de rock, una grabación recia e interesante, que revalida a Andrés Calamaro como artista al mando de un transatlántico llamado CARGAR LA SUERTE.

REFERENCIAS NO MUSICALES

A lo largo y ancho del disco se advierten variopintas referencias no musicales. Mayormente es texto en primera persona, pero es persona transferible, casi cualquiera puede sentirlas como propias. La Biblia, V. Huidobro, toreros y bandidos, P. Ibañez, Nieztsche, Maradona, J. Sabina, A. Yupanqui, Los Tigres del Norte, las hierbas virtuosas. F. Pessoa, los amigos, El Barrio de Villa Soldati. D. Melingo y/o J. Fijman, son algunas de las referencias (no influencias) que podemos encontrar en una primera escuchada, pero hay otras cuestiones que el texto contempla, como “ser el más sedentario de los nómades”, la izquierda “estética”, los viajes interminables y “el” viaje interminable, parecen ser algunas de las inspiraciones de Calamaro.

DOCE CANCIONES
Doce canciones como los tiempos del compás… Tres veces cuatro, cuatro veces tres o dos lados de seis canciones. Elegancia y poderío, arreglos ambiciosos y letras para escuchar como las bulerías de Capullo de Jerez. Un Long Play que se descubre según lo escuchamos, llamado para renovar credenciales de un artista que quizás no grabó aún su mejor disco. Un sonido de “cátedra de rock” grabado en cuatro sesiones con cuerpo y alma. Hasta diez músicos -y cantante- grabando con responsabilidad y eficacia. Además de cinco jornadas para completar los track vocales, grabar coros, corregir letras y todo lo que podríamos denominar (según palabras del propio Calamaro) como “Producción vocal”.

OPINION
“Un inmenso honor haber escuchado el disco mucho antes, las primeras letras, cuando la música era algo inasible. Un disco que es la suma de todos los Calamarosque te habitaron. Más la suma de los días y de los que no están y los que están y el acompañamiento de tu ejército. Como dice Lynch: es hermoso ver a alguien salir de la oscuridad.” Dijo el ensayista Rodolfo Palacios-

Categoria: