Andrès Rozo, oreja en Juarez

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Andrès Rozo ha cortado una oreja en la corrida de rejones en Ciudad Juarez al norte de Mèxico.

El primero de Rozo fue de la ganadería de Enrique Fraga que le dio hace unos meses un gran triunfo a Diego Ventura en su paso por México al indultar el toro "Fantasma" de esta divisa y el sexto de Cuco Peña.

RESULTADO

Ciudad Juárez, Chihuahua

.- Plaza "Alberto Balderas".

Media entrada

Corrida de rejones.

Toros de Cuco Peña (1o y 6o.), El Siete (2o.) Enrique Fraga (3o), Santa María de Xalpa, (4o), Teófilo Gómez (5o.) Pesos 500, 475, 495, 470, 505 y 470 kilos.

Jorge Hernández Garate: Oreja y pitos.

Emiliano Gamero: Dos orejas y silencio.

Andrés Rozo: Silencio y una oreja.

LA GANADERIA DE ENRIQUE FRAGA

A finales del siglo XIX, Don Ramón Tapia decide dedicarse a la crianza de toros bravos y para ello compra 20 vacas y 2 sementales criollos de la Hacienda de Queréndaro. Después de una larga travesía de dos días consigue llegar a los potreros de su propiedad, ahí al pie del cerro de las doncellas y a la orilla del lago de Cuitzeo, donde pastarían por muchos años los toros bravos de la Hacienda La Labor. A mediados del siglo XX la sociedad formada por don Alfredo Ochoa Ponce de León y Emilio Fernández le compra a Don Ramón Tapia gran parte de su propiedad incluyendo el casco de la Hacienda fundando la Ganadería de Campo Alegre con vacas y sementales de La Punta. A la muerte repentina de Emilio Fernández, Don Alfredo Ochoa adquiere, por la gran amistad que sostenía con Don Luis Barroso Barona, ganadero de San Miguel de Mimiahuapan, toros y vacas del encaste San Mateo. Campo Alegre obtiene triunfos muy importantes como el indulto de “Saltillero” por una gran faena de Curro Rivera en la Plaza México y logra ponerse en los cuernos de la luna y convertirse por muchos años en la ganadería preferida de los toreros.

Tras unos años de lidiar con regularidad y manteniendo un alto nivel en sus toros decidió enajenar la ganadería en 1999 al aficionado y actor Gonzalo Vega quien cambia el nombre y el hierro pero conserva los colores de la divisa e incorpora un semental no.175 del Olivo. Tras su prematura desaparición la ganadería queda sin timón y la adquiere su actual propietario Enrique Fraga de manos de su viuda.

En el año 2010 El Matador y Rejoneador michoacano adquiere también, de manos de los herederos de Don Eduardo Funtanet Martí, dos sementales y 80 vacas de encaste puro parladé procedencia Salvador Domecq, El Torero y Daniel Ruíz, ganado que había importado el difunto ganadero en 1995 de España. La Ganadería Enrique Fraga debuta con los toros de este encaste el 26 de julio del 2015 cortando una oreja el rejoneador Horacio Casas, dos apéndices en cada uno de su lote Uriel Moreno “el Zapata” y dos en su segundo para Antonio García “el Chihuahua” mismo que fue honrado con el arrastre lento.

GANADERIA DE CUCO PEÑA

Y por esas cosas curiosas la ganaderìa El Refugio de don Cuco Peña que muriò el año pasado, le dio un gran triunfo al entonces rejoneador Enrique Fraga que mas tarde se convertiría en ganadero y que lidiò este domingo el toro que le correspondiò al colombiano Rozo.

.Don Refugio Peña Salinas fundó su casa ganadera en el sitio actual con vacas criollas y sementales de Malpaso, en 1927. Empezó a lidiar desde esa época, sobre todo en el norte del país. Entre 1940 y 1941 agregó vacas y sementales de Dos Peñas y, de 1935 a 1982, sementales de diversas ganaderías como Torrecilla, Ramiro González, El Colmenar, Garfias, Mariano Ramírez, San Martín y Manuel Martínez, entre los que adquirió a “Milagrito” de Torrecilla y “Zenaido” de Ramiro González, que ligaron extraordinariamente y consiguió muchas crías de las cuales obtuvo grandes satisfacciones. Don Refugio Peña Salinas falleció el 25 de septiembre de 1966 y dejó la ganadería en manos de su hijo, don Héctor Peña Garza Cantú quien vio por ella hasta su muerte, el 23 de septiembre de 1978. Desde entonces está en manos de su actual poseedor. Lidia principalmente en la zona donde se ubica y ha cosechado triunfos. Por mencionar algunos, el 23 de abril de 1995 en Nuevo Laredo, El Glison cortó cuatro orejas y un rabo, Jorge Cantú El Gallo, tres, y Leonardo Benítez, dos. El 22 de diciembre de 1996 en Cadereyta de Jiménez, Nuevo León, a Enrique Garza le correspondió un toro que fue indultado. El mismo honor recibió en Tula, Hidalgo, el 20 de abril de 1997, un ejemplar de esta ganadería que lidió Edgar García El Dandy

Categoria: