Aguado se cita en Manizales 2020

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

El sevillano Pablo Aguado es uno de los grande sucesos de la temporada 65 en Manizales.

Es uno de los nombres de la temporada europea, sin duda.Y va a cruzar el atlántico para estar en las montañas en cuyas laderas los cultivadores del café que nació en Etiopia cultivan un grano para transformarla
por arte de birlibirloque en una infusión que es todo un manantial de sabores.

Así que esta ciudad mágica que es un referente americano tendrá el privilegio de tener en sus carteles a una figura que viene convocando a los aficionados como en su día, para no irnos muy lejos en el tiempo, Curro Puya, Pepe Luis Vázquez, Curro Romero o Paula.

Es un torero de sentimiento, de pureza, de tiempos, de colocación y algo que es fundamental para el toreo exquisito : la naturalidad. No hay afectación en sus formas ni en el fondo de un toreo prístino.

A Cali no viene pero nadie puede afirmar de momento que no haga su debut en Bogotá, allá por febrero...... El tiempo lo dirá. Vamos a esperar.

Lo que sí es verdad es que tocará Colombia por primera vez en esa tierra bendita manizaleña.......

Bienvenido señor Aguado a esta tierra del aroma del café.

QUIEN ES PABLO AGUADO DE QUIEN TODO EL MUNDO TIENE LA MEJOR DE LAS IMPRESIONES

Es un torero al que le han bastado tan sólo doce tardes como matador de toros para poder romper con el cuadro. No han pasado diez días del sueño conquistado de la Puerta del Príncipe y Madrid le espera con toda la expectación. Se espera el segundo lleno de la feria. El fielato tras la gloria sevillana. Tomó la alternativa en La Maestranza en septiembre de 2017 de manos de Enrique Ponce y en presencia de Alejandro Talavante. Antes, había protagonizado una carrera como novillero marcado por el sello del gusto. Lo dejó patente en las plazas más importantes.

La llamada del toreo no fue la más común. Criado en un ambiente de afición a la tauromaquia, pidió por su comunión que le echarán una becerra. Con 10 años experimentó aquella sensación que todavía hoy persigue cada vez que se enfunda el traje de luces. La adolescencia dispersó su afición pero mientras estudiaba Administración y Dirección de Empresas redescubrió que lo que le hacía auténticamente feliz era el toreo. Debutó con caballos en 2015, en Olivenza, sin haber pasado por ninguna escuela taurina. Con la principal fuente de su interés por lo clásico, por los toreros del pasado.

Sevilla por fin se sintió identificada con un torero suyo que porta el corte que da el Guadalquivir. Fue en la corrida de Torrestrella donde se destapó como la nueva esperanza de La Maestranza. El año pasó con cuatro paseíllos hasta la oferta de la confirmación en Madrid. No quiso entrar en el bombo de Otoño. Pero el destino le guardaba un puesto por Paco Ureña en la corrida de Victoriano del Río. La oreja lograda le dio el ambiente que le puso en Valencia, en Resurrección en Madrid y en el cartel estrella de la pasada Feria de Abirl. Su actuación ya forma parte de la historia. Una faena irrepetible que ha dejado huella en la afición y ha puesto a cavilar a muchos toreros. Un compendio de torería y naturalidad, de gusto y serenidad, de arte y elegancia. Una obra que, además de quedar en la retina, ha arrasado con todos los premios del ciclo. La clave pudo radicar en la medida, tan anhelada en estos tiempos. Confesó con su madurez a cuestas la mañana siguiente de su triunfo a Zabala de la Serna, que "la medida es algo que siempre me ha llamado la atención. Le da a las faenas el punto especial de dejarla en el momento álgido. Hace las faenas mejor todavía".

48 horas después triunfó de nuevo en Valladolid al coger la sustitución de Roca Rey, ante Morante de la Puebla y José María Manzanares. La ganadería de su debut en San Isidro es Montalvo. Vuelve la divisa salmantina tras lidiar una gran corrida en 2018. Dos jóvenes que se juegan mucho completan la terna: Ginés Marín y Luis David Adame.

Categoria: