Adolfo Martin: Es una corrida cuajada para Madrid con Roca en el cartel.Sorteo

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Son los fastos de los 100 años del debut del encaste Albaserrada que va en el ADN de los toros de Adolfo Martin que a partir de las 12 del medio día ( hora colombiana ) comenzarán a salir por toriles en la plaza de Las Ventas. Y " el morbo" ( fea palabra ) lo encubre la presencia de Roca Rey con Escribano y Román en el cartel.No hay una sola entrada en taquilla a esta hora y los revendedores hacen " su mayo" cobrando lo que se les viene en gana.

Dijo el ganadero . " Es una corrida clásica nuestra, por delante seria. Lo que es una corrida… Luego la corrida no pesará mucho porque estos toros no pesan mucho, pero está cuajada y hecha. Es una corrida de Madrid’. Ahí queda dicho todo.Lo del peso es un decir pues hay un toro, el quinto que pesa 607 kilos. Pero ese dato para muchos " puristas" es irrelevante.

Roca Rey abre con "Sombrerillo" que tiene 529 kilos de pelaje cárdeno y cierra con "Madroñito" con 501 kilos,cárdeno.

El ganadero insiste : Aquí en los toros hay que tener mucha cautela, dos y dos nunca son cuatro y hay muchos impedimentos muchas veces que impiden que se desarrolle una corrida de triunfo. Siempre tienes el temor y a ver cómo se va desarrollando, y hasta que no se arrastra el último pues no puedes respirar tranquilo’.

Con ocasión de este centenario del encaste Albaserrada, el ganadero de hoy ha expresado : Adolfo Martín hizo un homenaje a su padre y destacó la labor de su familia en “la búsqueda de un toro con casta, humillación, temple e interés”. Y aprovechó el uso de la palabra para decir aquello de que “en mi casa nadie cambia un toro”, en referencia a los veedores de toreros que visitan las ganaderías para elegir a su gusto las reses. “Me he puesto muy antipático y no me dejo dominar”, añadió antes de contar que le paró los pies a una figura que se presentó en su finca con la idea de cambiar la corrida elegida por el ganadero. Explicó que la del día 30 la tiene apartada desde el año pasado; son toros cinqueños a excepción de uno, “está cuajada y van a venir como sus madres los han parido”. “Esta es la filosofía que aprendí de mi padre”, aseguró.

Los toros de Adolfo Martín han evolucionado hacia una bravura más templada y enclasada. El pasado año lidió a ‘Chaparrito’, el toro considerado como el más bravo de la Feria de San Isidro para la gran mayoría de jurados.

Por cierto, el maestro Ponce que ya lidió hace un par de años una de Adolfo Martin, me dijo : Eso cuando sale bueno es de maravilla...Ahora, si no, pues a apretarse los machos,.

Categoria: