Victorino fue un genio, dice el maestro Rincòn, en sepelio del ganadero

entos de profesionales y aficionados al mundo del toro han despedido este miércoles en las calles del municipio madrileño de Galapagar al prestigioso ganadero de reses de lidia Victorino Martín Andrés, uno de los hijos predilectos de la localidad. La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción se ha quedado pequeña para dar cabida a los asistentes, entre ellos muchos vecinos, a la misa funeral en memoria del ganadero, por lo que el sepelio ha tenido que ser seguido desde el exterior a través de altavoces por decenas de personas.

A las 18.00 horas llegaba el féretro de Victorino Martín acompañado por sus hijos —Victorino y Ana Isabel—, sus nietos y demás familia, entre ellos, su sobrino, el también ganadero Adolfo Martín, y su sobrino-nieto, el matador de toros David Martín Escudero. Entre los profesionales más conocidos que se han dado cita se encontraban los matadores de toros retirados El Viti, Andrés Vázquez, Tinín, César Rincón, El Soro, Morenito de Maracay, Niño de la Capea, Ortega Cano, José Antonio Campuzano, Espartaco, El Fundi, Roberto Domínguez, El Tato, Pepín Liria, César Jiménez, Manuel Caballero, Frascuelo, Cristina Sánchez o Antonio Barrera.

Para Santiago Martín 'El Viti', Victorino fue "la mejor compañía posible, un hombre de los pies a la cabeza y un ganadero ejemplar", mientras que para Espartaco el criador madrileño tuvo "una personalidad extraordinaria y fue de gran importancia para la fiesta de los toros porque crió el toro que emociona de verdad".

Tras el responso, una comitiva de cientos de personas acompañó al féretro hasta el cementerio municipal de Galapagar.

Por su parte, César Rincón aseguraba que "no hay un ganadero en la historia que haya logrado lo que él, y todo desde el esfuerzo y el respeto más absoluto al toro y a la fiesta. Fue un genio, fiel a sus principios y creencias".

Entre los diestros en activo, estaban Juan Mora, Enrique Ponce, Uceda Leal, el Cid, Rafaelillo, Diego Urdiales, Paco Ureña, Curro Díaz, Luis Bolívar, Alberto Aguilar, Tomás Campos, Alejandro Esplá, Gómez del Pilar, Emilio de Justo, Jairo Miguel, Fortes, Fernando Robleño, Manuel Escribano, entre otros. El valenciano Enrique Ponce recordará al ganadero desaparecido como "un icono histórico y un personaje irrepetible, que dio toda su vida por el toro y su defensa. Su muerte es una gran pérdida, pero afortunadamente su legado queda en buenas manos".

En la misma línea se ha expresado Manuel Jesús 'El Cid', uno de los toreros que más reses ha lidiado de su divisa: "Desde que maté el primer 'victorino' en la plaza francesa de Bayona, al que corté un rabo. Estoy destrozado, porque tuve mucho trato personal con él".

En representación de los ganaderos se ha podido ver a Antonio Miura, José Escolar, Juan Pedro Domecq, Javier Sánchez Arjona, José Luis y Pablo Lozano, Simón Caminero, Daniel Ruiz, Carlos Aragón Cancela, Luis Algarra, Silvia Camacho, además de miembros de la Unión de Criadores de Toro de Lidia, a la que Victorino Martín pertenecía. Según Juan Pedro Domecq, su compañero de Galapagar "ha escrito con letras de oro una parte muy importante de la historia de la ganadería de bravo".

Y José Escolar, cuya vacada deriva de la misma sangre que la de Victorino, afirmaba que el fallecido "apostó por un tipo de toro que ha engrandecido la fiesta".

Paco Ureña asegura que se va "un enamorado del campo y un hombre bueno"; el francés Juan Bautista remarcaba la "grandeza" de Victorino Martín Andrés, "una parte muy importante de la historia del toreo", mientras que José Garrido publicaba un escueto y elocuente: "Gloria eterna a las personas bravas".

El murciano Rafael Rubio "Rafaelillo" coincidía con sus compañeros al considerarle "uno de los grandes pilares" de la tauromaquia, y Curro Díaz utilizaba la palabra "genio" para definirle.

Tras el responso, una comitiva de cientos de personas acompañó al féretro hasta el cementerio municipal de Galapagar, donde Victorino ha sido enterrado en la sepultura familiar.

Categoria: