Ventura, orgulloso de su gesta en Madrid

El rejoneo está viviendo la revolución que marcaron en su tiempo , primero don Antonio Cañero que revivió el toreo a caballo , luego Simao da Veiga, Manolo Vidrié, Joao Moura, obviamente los hermanos Peralta, especialmente don Ángel, los Domecq, Joao Moura, Pablo Hermoso, primerísima figura y Diego Ventura.

Y es que del "numerito del caballo", las colleras y los rejones puestos en el cuarto de san alejo hemos atravesado un largo trecho hasta llegar a esta síntesis del toreo a pie y el que ejercitaban reyes, príncipes y nobles y aun en la guerra que se preparaba montando a caballo y haciendo una especie de "juego" con los equinos.

Es impresionante haber visto en Madrid 20 caballos para esa gesta de Ventura , ser testigo de " las audacias" de Sueño, de "Morante ", ver al torero lidiando un Miura ( eso sí infrecuente ) y la grandeza del toreo con ese quito de Zahariche al que le cortó una oreja.

El colega Javier Fernandez conversó con él tras la gesta en solitario en Madrid y la esplendida faena que les contamos en tendido7 al sexto toro en Las Ventas y en la que estalló ese fenómeno que es el toreo vibrante, pasional, sin fisuras, de ceranías, de improvisaciones, de magia, de misterio del Ventura que ventura no tuvo en los primeros cuatro, llegó el quinto , mejor, y explotó en el último.

Uno quiere ser un gran capítulo en el rejoneo y marcar una época y tiene que ser así. Después de una temporada muy bonita e histórica había que rematarla de esta forma. Han sido semanas de mucha tensión y responsabilidad, pero después de todo ha salido como uno quería, anota y dice que se iban sucediéndose los capítulos a lo largo de la tarde; lo primero el lleno, un lleno significativo por la recuperación de los festejos de rejones en esta feria, después del intento del año pasado sin llegar a cubrir el coso.

Ver la plaza así llenaría de moral, ¿no?

Sí, era algo muy fuerte porque era fuera de abono, no era obligada sacarla, y ese entradón cuesta mucho. Se movilizó gente desde México, desde Colombia, desde Francia, desde Portugal… Ahora mismo, tengo un público entregado de muchos sitios que vienen para verme.

Una tarde que rompió en el quinto toro y antes, Diego Ventura fue asimilando los acontecimientos y los capítulos para dejar una cuádruple lidia magistral sin que terminarse de romper en orejas el resultado por las circunstancias.

La primera parte de la corrida no fue nada fácil. El primero toro dejó una faena muy bonita, no concediendo el palco la oreja pedida. Ese segundo de Miura fue muy complicado y no era fácil estar delante de él. Mis intenciones eran las de estar bien con él, yéndome a la puerta de chiqueros con la garrocha. En el tercero dejé una faena importante, en la que podía haber matado bien; el cuarto estuvo muy rajado en tablas y era muy difícil hacer una faena buena. Cortar esa oreja de peso a ese toro de Miura fue el secreto de la corrida.

Y dos reapariciones: las de Sueño, tras un año lesionado, y la de Morante, con su particular toreo. Dos ídolos tus caballos en Madrid.

Sueño llevaba desde hace meses para poderlo debutar y hacerlo reaparecer, pero no quise hacerlo de momento, porque quería que fuese algo íntimo y especial y así fue; era el momento idóneo de hacerlo reaparecer e hizo una actuación increíble. También el toro ayudó mucho, tuvo mucha calidad. Tanto Sueño como Morante dieron una tarde increíble y el público disfrutó mucho de ellos.

En lo mental, supongo que satisfecho por ir asimilando los tiempos de la tarde. No sería fácil llegar a Madrid después del rabo, después de que la gente esperase más orejas en los cuatro primeros ejemplares que no se dejaron y mentalmente la presión pesaría.

Fue una tarde que se puso cuesta arriba. No es nada fácil no venirse abajo, el saber esperar el momento y que el toro te ayude y estar capacitado para hacer el esfuerzo. En el quinto y sexto, ya no tienes la misma energía, y sobreponerte a las circunstancias es de hacer un esfuerzo tremendo.

Gran éxito el de Zaragoza este domingo, con casi lleno en los tendidos, cuatro orejas en plaza de primera categoría y una afición que ha vuelto a demostrar que quiere toreo o a caballo.

Sí, nos sorprendió mucho. La corrida de rejones cambió al primer tramo de la feria y nos sorprendió el entradón que había. Fue una gran corrida de Ángel Sánchez que permitió que triunfásemos. Fue una faena muy bonita la del sexto, donde se pidió el rabo con fuerza. Fueron dos actuaciones muy redondas.

Y se va para México con 12 caballos.

Por variadas razones ajenas a los empresarios colombianos este año corrida de rejones no aparecen en el tablero de la temporada grande.

Categoria: