Urdiales se cierra la puerta grande en Logroño

Diego Urdiales perdió el bolígrafo ( léase la espada ) para firmar una obra maestra plena de emotividad , de trato exquisito , de enjundia, encajado, generoso en los muletazos, lentitud, despaciosidad, temple, el cuerpo perfectamente acompasando las tandas , bordando el toreo, todo en los medios y eso que el de Josè Vasquez fue cinco veces ( fue, es un decir ) al caballo del que huyò al sentir la puya. Pero ya se sabe, hay mansos con pases, con movilidad. No tuvo esta faena la dimensiòn de la de Bilbao . Ni por asomo pero en la concepciòn, sì, pues volviò a demostrar el de Arnedo que es un torero que se sale del montòn, de lo previsible. Sin embargo, esto rituales como el toreo que tienen orígenes remotos ( un millón 700 mil años, segùn los estudios màs recientes ) tienen su sustento en la suerte suprema. Y ahì fallò estruendosamente el torero que fue incapaz de encontrar el sitio. Y dale a pinchar hasta la exasperaciòn ya que los aficionados le acompañaron , por momentos en pie ( asì fue de emocionante lo que hizo ) y querìan verlo salir por la puerta grande.. Al punto que Conchi mi compañera en el sitio para los periodistas de pronto, a mitad de faena, se le desgranaron las làgrimas , quedamente, casi pudorosamente. Estaba transida de emociòn. Pensaba que " su" torero le darìa una gran alegrìa Como toda la plaza que tras el primer pinchazo dejò exclamar ese " ohhhhhhhh, que pena ", plaza que por cierto estuvo a punto del lleno.

Cortò la oreja del sexto de Garcigrande..Valiosa porque era un toro àspero, con cierta violencia al que domeñò, le pudo y tuvo mucho mèrito la faena aunque es verdad que le notè màs tenso, menos libre en la cara del toro aunque eso sì con mucha toreria. Hubo pasajes muy de agradecer por la forma como encarò la lidia.

En la mañana habìa dicho : «Logroño ha sido y es fundamental en mi carrera y siempre me tomo actuar en San Mateo como en la plaza de máxima responsabilidad que pueda existir; por el respeto que le tengo a una afición que siempre me ha apoyado y lógicamente al toreo», explicaba .

La corrida se dio en la jornada grande de las fiestas mateas. En un soleado y caluroso día, la Concha del Espolón, presidida por la virgen de Valvanera, ha sido el escenario de este central acto tradicional e institucional de las Fiestas de San Mateo y la Vendimia Riojana.

El Juli, uno de los tècnicos del escalafòn que celebra por estas calendas sus 20 años de alternativa. El primero de Josè Vàsquez, sin emociòn y faena idem al que le corta la oreja, su segundo, otro toro que no podemos llamar tal, de Garcigrande y el quinto, de Zalduendo, al segundo muletazo se cae sin remedio como un cristal al suelo. Toro mortecino, a menos..El quinto, fue pitado en el arrastre. Es doloroso ver como un torero con las excepcionales condiciones del madrileño se topa con astados como èste que se cae de manera inmisericorde, y asì transitamos por el camino empedrado que conduce al desierto pues como figura exige un tipo de toro que termina negando lo que es la esencia de la fiesta que es el toro con emociòn.

El mano a mano con El Juli se compuso de tres ganaderìas , Josè Vasquez , Garcigrande y Zalduendo y el sobrero de Alcurrucèn. Lo de Zalduendo es de pena grande, de tristeza mayor, de dolor taurino pues el segundo de Urdiales y el segundo de El Juli de la famosa vacada eran muermos, sombras de lo que es un toro , parados,mansos, a menos, descastados , " sin alma". Por esa vìa terminaremos nosotros enterrando este antiquisimo ritual. No habrà necesidad de prohibiciones de Podemistas o Petristas a uno y otro lado del Atlántico : nos encargaremos por propia cuenta de llevar al sepulcro a este ceremonial maravilloso si persistimos en peregrinar por el camino del descastamiento de las ganaderìas. Por cierto hoy Podemos ,el partido de Pablo Iglesias, ha presentado una iniciativa para prohibir las corridas de toros en España. Ya veremos.

RESUMEN
Toros de Garcigrande, José Vázquez y Zalduendo.

El Juli, oreja, silencio y ovación.

Diego Urdiales, silencio tras dos avisos, silencio y oreja.

Categoria: