Un niño jerezano con padre picador se encumbra en Las Ventas

Es tan esquiva la puerta grande de Las Ventas que son pocos los elegidos......Y salir el dìa de la confirmaciòn es todo un lujo. Un lujazo.

Pues lo ha conseguido Ginès Marìn a quien le vimos en Manizales el pasado 3 de enero con los toros de Dos Gutierrez...Razòn tuvo don Juan Carlos Gòmez en traerlo màs allà de còmo le fue ....Lo importante es fijarse en estos nuevos valores que hoy resplandecen tras la tarde de la consagraciòn...

Ese sexto toro en una rebosante plaza de Las Ventas , "Barberillo",encaste Nuñez, con 528 kilos luciò toda las galas y la inteligencia del joven jerezano fue darle la medida en la faena con temple, verdad y hondura...Si le d 4 pases màs el toro se derrumba y otra hubiera sido la historia

Tiene toda la razòn en estar feliz como bien lo ha expresado no màs salir en volandas de la plaza venteaña : "Soy el más feliz del mundo porque, haciendo lo que me gusta, he conseguido hacer feliz a mucha gente. Esto es por lo que uno lucha todos los días", subrayaba, al tiempo que admitía haber pasado momentos duros en los últimos días: "Pero han valido la pena -concluía-; el sacrificio tiene recompensa".

Esa imagen entrañable y dulce del padre picador desde el callejòn, sereno y orgulloso del hijo y èl lanzandole como premio el castoreño es inolvidable...

Decìa el maestro Antoñete en un de sus clarividentes màximas : pronto y a la mano........Ginés Marín vio rápido al sexto de Alcurrucén. Pronto y en la mano comenzó la faena al natural. El toro tuvo fijeza, transmisión y entrega por ambos pitones y se desplazó con alegría y bravura. La embestida excelente fue acompañada por los muletazos con profundidad y ligados de Ginés, adornados con molinetes y trincherillas. Tanto con la derecha como con la izquierda la faena tuvo eco en los tendidos hasta llegar a poner al público en pie. En esas se fue a por la espada y con el toro ya cerrado en el tercio y comenzando a rajarse firmó la última tanda a pies juntos. El estoconazo certero puso en sus manos las dos orejas y abrió la Puerta Grande. Era el día de su confirmación...Y de su gloria.......

Categoria: