Salamanca. El Vellosino, decepciòn y Juan del Alamo, brillante

Los toros de El Vellosino se cargaron la tarde en Salamanca .

El encierro de esta divisa salmantina ,excepciòn del tercero y atisbos del sexto,( estaba baldado ) fue un desastre en Salamanca,. Es una ganaderìa que tiene encaste "Arribas", vale decir Juan Pedro Domecq. Descastados, sin fuerza, el primero de Manzanares con peligro y genio y el lote de Morante dos espectros que deambularon sin concierto en el que el de La Puebla dejò gotitas de arte exquisito.

Saco la casta Juan del Alamo que en su tierra " se despeinò", toreando con valor, con entrega, alegrìa, bien hacer y voluntad a mares. Cortò una y una y desplegò una batería de medios toreros francamente sorprendente pues le habìa visto la semana pasada en Arles perdido en la marisma. Como se entregò en los dos. Fue espeluznante la cogida con mayores consecuencias en el segundo pues aunque no es torero-banderillero, se trataba de la entrega total y tras el primer par no hubo quien cortara , le perdiò la cara al toro y lo prendiò. Saliò maltrecho pero tuvo el coraje para poner dos pares de " las frìas " como las llamaba el maestro Antoñete..Juan del Alamo ha puesto todo de sì, insisto en esa entrega, en ese pundonor, en ese vender caro , en ese demostrar que se quiere llegar a lo màs alto de un esquivo escalafòn. La segunda oreja , larga, pero le premiaron su entrega, repito. Fallò con la espada, el descabello pero la gente le querìa ver salir por la puerta grande y asì fue.

Morante dejò destello, chispazos como una verònica en su primero , varios naturales con la marca de la casa. Manzanares , voluntarioso pechò con un primer ejemplar con peligro y el segundo se diluyò, se vino a menos, se apagò. Y cundo no hay toro, amigos, pues la fiesta se nos cae.

Lo del Vellosino es una pena y lamentablemente corridas como esta, decepcionante, terminan por herir el animo del aficionado. Por fortuna estaba Del Alamo para enmendar el yerro. Gracias a Dios.

RESUMEN

MàS DE TRES CUARTOS DE ENTRADA. TARDE FRESCA.

Toros de Vellosino, desiguales de juego, flojos y descastados, excepto el tercero.

Morante de la Puebla, ovación con saludos y división de opiniones;

José María Manzanares, silencio y palmas;

Juan del Álamo, oreja y oreja.

Categoria: