Sí hay toros en Colombia: Gonzalo Sanz

Don Gonzalo Sanz de Santamaría me hace llegar una comunicación que le dirigió a don Alfonso Otoya presidente de la plaza de toros de Cali en la cual le precisa varios temas sobre la versión que le dieron al empresario de que no hay toros en el campo bravo colombiano y que vamos a tener que importar toro. Perjudicial sería esa decisión " acota el ganadero.

Dr Otoya,

Me veo obligado a aclararle a la afición taurina de Cali, y del país en general, que su comentario publicado en el diario El País en la sección "Afición Taurina" del pasado 2 de enero, por el periodista César Polanía, a quien copio aquí y a quien cordialmente le pido el favor que también me publique esta carta, es totalmente falto a la realidad.

Allí en la entrevista usted textualmente dice "no había toros en Mondoñedo, en Santa Bárbara, en fín... el campo bravo se ha agotado." Con todo respeto dr Otoya, lo anterior no es medianamente correcto y lo tienen totalmente equivocado, porque en el caso de Mondoñedo no solo había una corrida muy seria sino dos. Una ya se lidió con gran éxito a mediados del año pasado y la otra todavía pasta en los predios de la ganadería por si a alguien le interesa venir a verla. Uno de estos encierros se lo ofrecí a Cali cuando les contesté en Mayo 5/17 el correo electrónico que me envió su veedor en Abril 28/17 (adjunto copia de ambos correos ).

Si ustedes se hubieran dignado a venir a ver la corrida, les habría mostrado 15 toros para escoger tranquilamente un gran encierro, o inclusive dos, algo que nunca me imaginé que les podría llegar a interesar y por eso solo les ofrecí uno. En cuanto a Santa Bárbara, sé que el ganadero telefónicamente en febrero pasado le ofreció un encierro directamente a usted, el cual desafortunadamente tampoco vinieron a ver. Pero por si fuera poco, sé de dos ganaderías más, también tradicionales y de primerísima línea, que tenían toros con más que suficiente trapío para ser lidiadas en cualquier plaza de 1a del país. Esto porque personalmente estuve buscando toros en Octubre del año pasado para dar la temporada de Duitama de este año, la cual finalmente no pudimos dar por intereses políticos de allí.

Adicional a todo lo anterior me preocupa enormemente cómo ganadero y taurino que se esté hablando de importar toros cuando la realidad es que nos sobran toros a los ganaderos en Colombia. En cambio las importaciones le harían un profundo daño a la cabaña brava nacional la cual hace un enorme esfuerzo por sobrevivir en un mercado cada día más reducido y difícil por varias circunstancias que gracias a Dios tenemos identificadas y en proceso de corrección. Pero precisamente una de estas circunstancias es el altísimo costo de la boletería, y es imperativo trabajar para que la fiesta pueda volver a ser más popular abaratando las entradas. Trayendo toros del exterior lo único que se lograría es precisamente lo contrario, subir aún más el ya prohibitivo precio de la boletería y de paso tambíen subir el precio de los toros de las ganaderías nacionales que tengan la fortuna de sobrevivir. Además la importación no es ninguna garantía, pregúntele a la afición de Lima por los novillotes adelantados y poco lucidos que han tenido que sufrir en las últimas temporadas.

Quedo a su disposición, con toros de Mondoñedo o sin ellos, para luchar por los fueros que hicieron de Cali la gran feria de América. Yo sé que es dificil, pero no tanto, y un buen comienzo es anunciar toros y lidiar toros, como lo hacen todas las plazas importantes y exitosas del mundo.
Cordialmente,
Gonzalo Sanz de Santamaría J.

Categoria: