Pamplona, con aroma sanferminero

Todo está a punto para que a las 00.00 de este jueves, día 6, el chupinazo lanzado desde el balcón de la Casa Consistorial anuncie el inicio de los Sanfermines 2017, una de las fiestas más famosas del mundo, que congrega a miles de visitantes en torno al toro, los encierros y las corridas.

Nueve días de vino y rosas en los que una marea de uniformes blancos y pañuelos rojos cantarán y bailarán al son de ingentes cantidades de comida y alcohol mientras se burla al toro real o imaginario de la mañana, en las calles relucientes del casco antiguo, donde muchos exponen su vida entre las afiladas astas mientras los demás observan, y la tarde, en las que los bocadillos interminables, las magras con tomate y las botas de buen vino acompañan la visión festiva y ruidosa de los festejos taurinos que se celebran en la plaza.

¿Quién fue San Fermín?
Según cuenta la leyenda, San Fermín era hijo del jefazo romano de Pamplona hacia el siglo III. Un cura francés que estaba de visita por aquí, San Saturnino, lo convirtió al cristianismo, así que se fue a Toulouse (Francia) a hacer un máster de obispo y volvió para liberar al pueblo trabajador de sus supersticiones. Luego regresó otra vez a Francia, cristianizó a miles de paganos y se quedó a vivir en Amiens.

Alguna bronca debió de tener con las autoridades, porque acabó torturado y degollado. Su cuerpo reposa en Amiens, aunque anda repartido por ahí en forma de reliquias (en Pamplona hay tres).

La verdad es que con este curriculum, es una ironía que le den tu nombre a una bacanal famosa en todo el mundo. Así es la vida. De todos modos no todo en estas fiestas es juerga. Al santo le dedicamos una procesión muy bonita el día de su onomástica y él, en agradecimiento, nos hace de doblador en los encierros protegiendo a los corredores: es lo que llamamos el famoso “capotico de San Fermín”.

Culto al santo
José Luis Molins. De la guía Sanfermines, 204 horas de fiesta. Culto al santo. ©Larrión y Pimoulier Editores

Cuenta la tradición que el presbítero Honesto llegó a la Pamplona romana, enviado por San Saturnino para evangelizarla, y que el senador Firmo se convirtió al cristianismo con toda su familia. Fermín, su hijo, fue educado por Honesto y, cuando tuvo diecisiete años, comenzó a predicar por los alrededores. Más tarde, a los veinticuatro, fue consagrado obispo por Honorato, que era prelado de Toulouse.

A la edad de treinta y un años, Fermín marchó a predicar el Evangelio a las Galias: en un primer momento, estuvo en Aquitania, Auvernia y Anjou; más tarde, en Amiens, donde consiguió muchas conversiones, sufrió cárcel y, con posterioridad, el martirio por decapitación, un veinticinco de septiembre.

Su cuerpo fue sepultado en secreto por algunos cristianos, apareció siglos después, el trece de enero del año 615, en el episcopado de san Salvio, y fue trasladado a la cercana ciudad: unos magníficos relieves góticos del siglo XV, labrados en el trasaltar de aquella catedral que conserva los restos del santo, narran esta historia.

LISTOS LOS TOROS
La mayoría de los toros que serán lidiados en la feria descansan ya en los Corrales del Gas, ajenos a la curiosidad popular, y a la espera sin prisa de que a las 08.00 de la mañana del viernes, día 7, festividad de San Fermín, el cohete ordene la apertura de las puertas del Corral de Santo Domingo y comience el primer encierro. Los toros de la ganadería gaditana de Cegada Gago, temidos y peligrosos, serán los primeros en abrirse paso entre el gentío de mozos que, armados de valor y deseosos de suerte, los acompañarán hasta el ruedo de la plaza.

No obstante, los corredores contarán con la inestimable asistencia de un dispositivo sanitario compuesto por diez puestos asistidos por médicos, cinco sanitarios de apoyo, 16 ambulancias y 350 voluntarios de la Cruz Roja.

Todo ello para atender a los más de dieciséis mil corredores que, con toda seguridad, se atreverán a medir sus miedos delante de los toros. Según fuentes municipales, 16.448 fueron los mozos que corrieron en 2016, 181 menos que el año anterior, y el día más multitudinario fue el 8 de julio, en el que participaron 2.706 personas.

En una encuesta realizada entre 771 corredores, el 82% dijo considerarse "un corredor perfecto", que duerme, respeta las normas, conoce los peligros y "sabe que puede llegar a morir"; el 46% corre por primera vez; el 45% está compuesto por extranjeros de EE UU, el 14% de los nacionales es natural de Pamplona, el 92% es varón, el 75% es menor de 35 años, y solo el 2% mayor de 55.

Ninguno de ellos hará el trayecto completo, que los toros suelen realizar en un tiempo medio de 3 minutos y 55 segundos, a 24 kilómetros por hora.

El encierro finaliza en el ruedo de la plaza; los toros se ‘esconden’ en los corrales de la marabunta que los acosa, y comienza la espera para la celebración de la corrida.

Ocho festejos mayores están anunciados desde el viernes, día 7, al viernes 14, aunque las corridas están precedidas por una novillada Y UN ESPECTÁCULO DE rejoneo anunciado para este jueves.

Andrés Roca Rey será el único torero que actuará dos tardes en el ciclo pamplonica, que cuenta, además, con el debut de Cayetano, las ausencias de Ponce, Morante, Manzanares y El Juli y la presencia de una pléyade de toreros jóvenes, como José Garrido, Ginés Marín, Román, Gonzalo Caballero y Javier Jiménez.

De todos modos, poco importan las combinaciones decididas por la Casa de Misericordia, —responsable directa de todo lo relacionado con el toro—, porque las 19.720 localidades de la plaza están vendidas con mucha antelación.

LOS CARTELES

Miércoles, 5 de julio. Novillada. Javier Marín, Jesús Enrique Colombo y Toñete (novillos de El Parralejo).

Jueves, 6. Espectáculo de rejoneo. Pablo Hermoso de Mendoza, Leonardo Hernández y Roberto Armendáriz (toros de El Capea).

Viernes, 7. Juan Bautista, Javier Jiménez y Román (toros de Cebada Gago).

Sábado, 8. Eugenio de Mora, Pepe Moral y Gonzalo Caballero (toros de José Escolar).

Domingo, 9. Curro Díaz, Paco Ureña y José Garrido (toros de Puerto de San Lorenzo).

Lunes, 10. Juan José Padilla, El Fandi y Manuel Escribano (toros de Fuente Ymbro).

Martes, 11. Miguel Ángel Perera, Cayetano y Roca Rey (toros de Jandilla).

Miércoles, 12. Sebastián Castella, López Simón y Ginés Marín (toros de Victoriano del Río).

Jueves, 13. Antonio Ferrera, Alejandro Talavante y Roca Rey (toros de Núñez del Cuvillo).

Viernes, 14. Rafaelillo, Javier Castaño y Rubén Pinar (toros de Miura)

Categoria: