Otros 43...Los de la alternativa de " El Cali", el de la mano izquierda de prodigio

43 años de la alternativa de El Cali con Palomo , de padrino y El Capea, de testigo, en Aranjuez... De lujo. La ganadería ? :Baltasar Ibán. El toro que le cedió el de Linares para tan significativo día, "Sorpreso".

El mismo hacia balance 4 décadas después, cuando los 40 :

Con la resaca de la celebración por parte de la prensa y los aficionados de mi pueblo a mis primeros cuarenta años de profesional de los Toros, no me queda más que agradecer a todos el detalle de reconocimiento a una trayectoria la cual he intentado sea lo mas honesta posible. En un momento en donde nuestra ilusión y afición a la mas grande de las manifestaciones artísticas se ve a cada paso lesionada por personas desconocedoras y maltratadoras de derechos que nos permite la Constitución y la Ley, especialmente, el derecho al libre desarrollo de la personalidad, a la libertad de conciencia, a la libertad de profesión u oficio, el derecho al trabajo y no terminaría de mencionar derechos que solo no admiten aquellos que alardean de demócratas y que son ciegos ante la verdad de la vida o de la muerte que campea en la arena mas demócrata del planeta.

Hace cuarenta años no pasaba por mi mente ni la del resto de aficionados y profesionales de la Fiesta de los Toros éste momento complejo por el que transitamos, ya digo, en gran medida por los anti demócratas y en otra importante medida, por la forma en como todos, todos los de nuestra “cofradía” hemos manejado los destinos con nula inversión o reinversión que atrajese a nuevos aficionados. Con todo lo anterior, en nuestra cultura americana se une la mala suerte de estar frente a los destinos de la Fiesta, personajes que es posible que en su vida privada y particular sean prohombres a seguir sus pasos, pero los que caminan en el discurrir de la Fiesta han sido nefastos. Cuanto hecho de menos aquellos años de chiquillo en que el manejo de nuestra Fiesta americana estaba en manos de profesionales como Chopera, los Lozano, Camará y los que abrieron el camino como los Dominguín, los Bienvenida y otros cuantos románticos que recalaron a principios del siglo pasado por la América, poniendo a mis antepasados a disfrutar y soñar de los intríngulis de éste Patrimonio Cultural. No podemos olvidar que fueron los artífices de que un puñado de toreros colombianos y americanos desde Joselillo hasta Rincón produjera admiración y rentabilidad en los públicos de la época.

A mi padrino Sebastián y mi testigo que se anunciaba el “Niño de la Capea”, mis respetos y el recuerdo en el tiempo y distancia de aquel día maravilloso de Aranjuez en que me entregaron los trastos de torear que me daban el derecho a soñar y a luchar por mis convicciones que son los mismos de montones de chicos como los de Bogotá que el “anti demócrata” de Petro a truncado, relegando la Plaza mas bella de mi país al ostracismo de la Cultura Taurina.

Dada la situación actual nos preguntamos muchos profesionales y aficionados si la solución a un mejor futuro de la Fiesta no estaría mejor en manos de verdaderos Profesionales, parecidos a aquellos Domiguín y compañía, que antes que nada eran ROMANTICOS y respetuosos de todo lo que oliera a Toro. Y la otra pregunta que cabe ¿no es una obligación de los profesionales españoles, padres de la criatura, estar al frente de lo que fecundaron en su día? No sobra recordarles que la Fiesta de los Toros es una sola y la paternidad es una responsabilidad ineludible.

Hace 3 años me dirigió un escrito muy explicito sobre su manera de entender la tauromaquia que no tiene pierde y no ha perdido lozania porque es verdad pura como fue el toreo de Don Enrique con esa mano izquierda que hacía lucir de maravilla los naturales.

Enrique Calvo "El Cali"No todos los profesionales y aficionados, tenemos claro que la Fiesta de los Toros, necesita de cambios urgentes; algunos pocos escritores o revisteros como se llamaban antiguamente, dejan entrever soluciones que al final nadie toma; unos promueven bajarle el peso a los caballos de picar; otros, aprovechar mejor los medios modernos que tenemos a nuestro alcance y así la conozca en toda su extensión la juventud; algunos, de que hay que llevar la Fiesta a los colegios y universidades; otros piensan que los precios son altos y habría que ponerlos al alcance de todos los bolsillos, ésta fórmula es urgente; en definitiva hay que reconvertir el esquema de siempre. Sería bueno que copiáramos un poco de la industria del fútbol, para un equipo ser competitivo hay que hacer fuertes inversiones, situación que para nosotros es desconocida.

Pero la mayor inversión de la Fiesta, no está propiamente en dinero; la mayor inversión está en recuperar el Toro Bravo, el que le da categoría al ganadero, al torero y en definitiva a la Fiesta de los Toros, que haría que el que el nuevo aficionado, regrese para siempre. Para esto, los toreros y los ganaderos deben tener una actitud y una mentalidad totalmente distinta a la empleada desde hace mucho tiempo al día de hoy, nos pasamos buscando que el toro fuese para los toreros de arte y éstos siempre han estado contados en las manos del amputado.

Las Juntas técnicas tendrían poco trabajo si los ganaderos y los “cuidanderos” de los toreros fuesen consecuentes y responsables con el futuro y menos preocupados con el propio bolsillo; olvidando aquella frase célebre para ellos: “el que venga atrás, que arreé”, el dinero, hoy mas que nunca, es necesario; pero mas importante y necesario, es el futuro de la Fiesta; con la poca casta actual, matamos la Fiesta, no hacen falta los llamados antitaurinos, los verdaderos antitaurinos venimos siendo los mismos taurinos.

En Colombia la Corte Constitucional “promueve” en la sentencia C-666/2010 “morigerar” (moderar) el trato cruel a los animales destinados a los espectáculos taurinos; pero a su vez quiere quedar bien con ambos grupos, permitiendo la continuación de expresiones humanas culturales y de entretenimiento con animales. Una vela a cada santo. Pero si debemos cumplir con la Corte, es de bulto que la muerte del toro debe “morigerarse” haciendo que un mecanismo distinto, cambie el actual Reglamento en cuanto a la muerte.

Concepto del cual, por cierto, se “pegó” el dictador Petro, para dejar sin Toros a la capital colombiana. No podemos dejar que a Barcelona, Bogotá y Quito se unan más ciudades con tradición taurina.
Tampoco hemos sabido copiarle a los franceses, que sí tienen claro, de que la Fiesta es un espectáculo Cultural; desde éste punto de vista hay mucho por difundir: la pintura taurina, la poesía taurina, la escultura taurina, el baile flamenco, la fotografía taurina, la literatura taurina, elementos muy extensos que servirían para proyectar y dar a conocer a nuevas generaciones nuestra singular cultura taurina.

Acaba de terminar en Cali el primer ciclo taurino de esta nueva temporada, cuatro novilladas, quedando en claro en gran medida la poca raza que poseen nuestras ganaderías, salvo pocos novillos, poquísimos pasaron el examen, al igual que los novilleros que en contadas excepciones mostraron atisbos de tener un futuro prometedor; se salvan Franco Salcedo y Sánchez Mejías, al que una nueva Junta Técnica con el ánimo equivocado de hacer cumplir el Reglamento a rajatabla, intentó prohibir que su cuadrilla se luciera en banderillas. No conocen la historia de la cuadrilla del maestro Jaime Ostos o la cuadrilla del Arte ¿Habrá que recordarles que los reglamentos taurinos son flexibles? Espero que no. Aquí estamos midiendo arte, no corrupción donde sí se debe cumplir la ley a juntillas. Lo grave está en lo dicho al principio: No lo tenemos claro, ni siquiera nadie tira para su lado. Ni los profesionales ni los intrusos. Habiendo tanto por hacer.

Categoria: