Manotas y su "oreja de oro" en Cali

( Foto de Julian Velasco para tendido7 )

César Manotas corto la única oreja con una decepcionante corrida de Punta Umbria que solo fue fachada, eso si preservando las hechuras de los santa colomas pero sin el contenido que justipreciaron toreros como Paco Camino , especialista en este encaste.

Fueron tandas cortas pero efectivas, no se complicó y aprovechó las bondades del toro que , por cierto, como ocurrió con el encierro enviado por Francisco Javier García se apagaba pronto para desilusión de los toreros y aficionados...

Recuerdo su alternativa en Cañaveralejo tras su formación de novillero en la Escuela Taurina de Cali. César Manotas es el primer torero cartagenero en tomar la alternativa en la feria de Cali. Una alternativa que esperaba traducir en su primer triunfo, como matador de toros, pero no contaba con que los toros de Salento lo impedirían.

“Majestad”, así se llamó el primer toro de su vida. Se lo cedió Paco Perlaza quien, en presencia del español Daniel Luque, le dijo: “César, uno siempre sueña que la alternativa se la de una figura del toreo. Yo no lo soy, pero quiero serlo...”. Esas palabras las recuerda con dificultad César. Pues quizás las oyó, pero los nervios propios de la tarde le impidieron escucharlas.

El toro no regaló una sola embestida. Se fue a tablas, muy cerca de donde estaba su madre a quien le brindó el primer toro. Quizás “Majestad”, con su manso comportamiento, le envió el mensaje más contundente de la tarde. Que el toreo no hay nada regalado y nada es fácil. Así lo asumió César.

En Manotas hay un torero por terminar de hacer, por construir con más corridas, con más opciones como a casi todos nuestros espadas que pocas oportunidades atisban en un complicado mercado...

Categoria: