La vuelta de Josè Tomas y en Amèrica toma fuerza

Miquel Barcelò, autor del cartel del ùltimo festejo en Barcelona tras la decisiòn de Cataluña de prohibir las corridas, fue investido honoris causa por la universidad de Salamanca y a ese acto asistiò su amigo Josè Tomàs que, por cierto, se habla y mucho en los mentideros taurinos de que podrà vestirse de luces nuevamente y pronto en territorio americano. El se ha estado preparando a puerta cerrada en el campo y los rumores indican que la plaza escogida serìa la del embudo de Insurgentes donde estuvo hace dos años en un mano a mano con Joselito Adame..

El artista polifacético Miquel Barceló y el catedrático y crítico de arte Francisco Calvo Serraller fueron investidos nuevos doctores honoris causa por la Universidad de Salamanca (USAL) como un inicio para vincular esta institución con el arte y, en especial, con el arte contemporáneo.

Así lo ha explicado el rector de la Universidad salmantina, Daniel Hernández Ruipérez, que en una rueda de prensa con los futuros honoris ha añadido que también se trata de «un homenaje» de la USAL al arte contemporáneo, en un momento en el que la institución académica comienza a celebrar el 800 aniversario de su creación.

El artista mallorquín Miguel Barceló ha destacado su «relación con esta ciudad», sobre todo después de que en abril se inaugurara la exposición 'El Arca de Noé', con una gran parte de su obra inédita, y que sirvió de inicio de los actos con motivo del VIII centenario de la Universidad.

Incluso ha afirmado que le sabe «mal que la exposición se termine» por la relación que ha tenido con la ciudad de Salamanca y su Universidad, «una institución que con sus 800 años de existencia dan más sentido a mi obra», ha añadido Barceló.

La muestra, que concluirá el próximo 1 de octubre, y que según el artista mallorquín «no es antológica», ha llenado durante seis meses diversos lugares históricos de Salamanca, en lo que se han instalado ochenta piezas, la mayoría inéditas, en la que será su primera gran exposición en España en los últimos años.

Estas piezas, instaladas en espacios como el edificio histórico de la Universidad o la plaza Mayor, están realizadas en diferentes formatos como pintura, escultura o dibujo.

Barceló, parco en palabras, escueto en sus declaraciones, ha asegurado que intentará hacerse «merecedor de este galardón», pero que será a partir de mañana, cuando sea investido doctor Honoris Causa en un acto que tendrá lugar en el Paraninfo de la Universidad salmantina.

Preguntado por los periodistas sobre el futuro de algunas obras expuestas hasta ahora en Salamanca, el artista se ha mostrado «abierto» a «conversar» sobre la permanencia del conocido como 'Bosque de cerillas', un conjunto de 14 cerillas de bronce, con un peso superior a los 500 kilos cada una y de tres metros de altura, colocadas en el patio de las Escuelas Menores.

También ha sido preguntado por la «cuestión Catalana» y el referéndum previsto para el 1 de octubre, y Catalá se ha limitado a decir que «no es el lugar para hablar de ello», aunque ha matizado que «los catalanes no quieren la independencia, sino votar».

Junto a él ha estado su amigo Francisco Calvo Serraller, catedrático de Historia del Arte, ex director del Museo del Prado, experto en arte y crítico de arte, que también será investido mañana doctor Honoris Causa.

Se ha mostrado «encantado» y «feliz» de participar en un acto junto a su «compañero y amigo de toda la vida», como el artista mallorquín, Miquel Barceló, pero además ha agradecido que haya sido designado para este galardón universitario, que «para un académico es lo máximo».

«No es lo mismo ser un honoris causa por cualquier universidad que serlo por esta, una de las más antiguas del mundo», ha añadido Calvo Serraller

Pero también ha mostrado su felicidad por este honoris conjunto ya que «se trata de un reconocimiento del arte», y que lo haga una Universidad, sea promovido por esta Universidad le hace «especialmente feliz»

Categoria: