La terna se luce con los mondoñedos

( Roman enfundado en la bandera valenciana pasea orgulloso la oreja del sexto, la única cortada por la terna. La imagen es elocuente. Es autoría de Farley Betancourt nuestro jefe de fotografía )

La corrida no fue decepcionante pero sí se echa en falta esa chispa, esa alegría de otras tardes de gloria de Mondoñedo...Hubiera querido cantar en esta nota las loas que le didiqué la tarde de " Tocayito " indutlado por Garrido y que hoy padrea en Mosquera....Pero no pudo ser...

Hubo toros de mucho interés como el quinto y el sexto, bien presentados como ese castaño que al salir del toril ese bello ejemplar , largo como un tren transiberiano, corpulento, con cara, con culata, Hubo toros menos hechos para lo que uno espera de la señera divisa ........Luego, o se venían abajo, o se quedaban cortos o no acudían con ese celo a los caballos característico del a casa No todos pues siempre sale el que denota su procedencia y mete riñones y empuja..Ver a un mondoñedo repucharse en varas es sorprendente.....O tenían los muletazos contados...

La terna estuvo sembrada.

Ramses demostró que vive una hora feliz, ese saber estar, la colocación, las distancias, la quietud, ese cuerpo perfectamente estructurado para el muletazo , no arredrarse, la quietud, el arrimón, esos pitones que le rozan los alamares de su traje de luces, esa cabeza fría para no venirse abajo cuando era el toro el que blandeaba. Da gusto admirar a un matador nuestro con dos toros de disimil comportamiento estar a la altura del compromiso y que sin cortar orejas salga también él triunfador..Por eso la Corporación lo colocó dos tardes. Sabíamos de sus cualidades y a nadie ha defraudado...

Escribano, el que indultó a "Cobradiezmos" de Victorino en Sevilla es un torero con muchas tablas ( como dicen de los grandes actores de teatro ), banderillea ( hoy ese parsote al quiebro poniendo en riesgo su vida fue tremendo y nada pasó porque estaba el capote salvador de Hernando Franco, muy bien colocado, donde debe estar )...

Hubiera cortado al menos una oreja de su segundo pero la espada le jugó una mala pasada. Lo hicieron salir a saludar desde el tercio...

Roman cortó la única oreja del festejo, el del sexto. Tiene carisma, sabe torear, conecta rápido con el espectador y como lidia Miuras y Victorinos pues la papeleta la cubre con eficacia y donaire pues esa alegría que le baña el rostro dulcifica cualquier momento de apuro...

Nada hay que reprocharle a los tres toreros pues jugaron sus mejores cartas, se jugaron la vida, expusieron sus argumentos y sortearon la corrida que por pasajes nos recordaba a esos mondoñedos encastados, complejos en sus embestidas y que requieren de muletas poderosas..Ahí estaban un bogotano, uno de Gerena y un valenciano, de la tierra de Benlliure y Conchita Piquer , para batallar..

La corrida no tuvo ese sueño que otras veces hemos cristalizado de toros correosos, entipados ( no porque la corrida hoy no estuviera en ese tono ) pero faltó algo, pues se quedaban algunos cortos en sus embestidas, o no apuraban el paso para galopar o se paraban o se rajaban..., ..Es verdad que registré fijeza, humillación en tramos de la corrida pero ésta no terminó de prender los fuegos de la pasión. Otra vez será...Yo , que voy a tentaderos en Mondoñedo sé que hay simiente buena....Y otra cosa.. Me esperaré para ver en alguna plaza a" Sasaimuno " , el 321 que fue el reserva del encierro....No salió..Es altiricón y a las cuadrillas no les gusta porque no humilla.....Todo en teoría...Pero tiene notas de lujo en ese cuaderno secreto del ganadero..

Me apena ver tanto cemento en la plaza y confío en que el domingo con el maestro Ponce, con el tsunami Roca Rey y el joven Juan de Castilla con los juan bernardos, la plaza registre un entradón...

Categoria: