La cuarta en Manizales : Hay dìas......

Porfirio Barba Jacob, el poeta de Santa Rosa de Osos resumìa esas paradojas de la existencia en " Canciòn de la Vida Profunda " :

Hay días en que somos tan móviles, tan móviles,
como las leves briznas al viento y al azar.
Tal vez bajo otro cielo la Gloria nos sonríe.
La vida es clara, undívaga, y abierta como un mar.

Y hay días en que somos tan fértiles, tan fértiles,
como en abril el campo, que tiembla de pasión:
bajo el influjo próvido de espirituales lluvias,
el alma está brotando florestas de ilusión.

Carlos Barbero ha echado corridones, y toros de bandera en Bogotà, Medellìn y Manizales, se ha alzado con trofeos pero " hay días " , aunque no lo crean en que las cosas no van a resultar, se tuercen, las camadas nos traicionan y de la luminosidad del encierro del año pasado en Manizales transitamos a esas 6 sombras ( salvo el primero que fue noble y fijo , entre otras virtudes ), que carecieron de casta, que se agarraron al piso, que se escudaron en su mansedumbre en tablas, que se refugian en esos tableros para no embestir.

Bien es verdad que el corajudo y buen torero Ramses no encontrò " los blandos" en la suerte suprema en su primero donde tenìa cortada una oreja. Hubo gusto y temple en varios muletazos con el noble y fijo comportamiento de "Trotador" que si bien no humillaba y era menester apurar su embestida , el torero estuvo sembrado y " gustoso" en una tanda de ayudados por alto, lo lidiò con eficacia y constancia queda de su naturalidad.....Pero !!!ay, la espada".

El cuarto " Rabioso", agarrado al piso, tardeaba aunque la nobleza no fue suficiente. Toro sin emociòn, le costaba desplazarse. Apagadito , sosote, dormidito. Vi a Ramses buscar caminos al toro con esas zapatillas atornilladas al piso pero la falta de movilidad del toro impedía cualquier atisbo de triunfo. Deja intacta su toreria,su prestigio, su bien hacer, su disposiciòn pero sin material es imposible.

ROMAN

Le tocò un "Jinete" de grata recordaciòn por familia de ese gran toro que lidiò e indultò Cristòbal Pardo en Medellìn . Pura ilusiòn. No tuvo regularidad, cortaba en banderillas. Le resultaron al valenciano " animados " los estatuarios y un cambiado por la espalda. Y empiezan las dificultades : miròn, venìa vencido y era de uno en uno pues no habìa ocasiòn para la ligazòn . De pronto a mitad del viaje se para. Jaime Devia auxilia al torero en un momento de apuro y rompe la taleguilla a la altura del corvejòn. Venga a pinchar...La gente le quiere y le obliga a salir al tercio para la ovaciòn.

El quinto es serio pero estaba baldado. Lo cambian.

Sale el primer sobrero, un castaño y viene la primera ovaciòn tras una larga cambiada. Revoltoso en el caballo. Poca clase, le falta formalidad en la embestida y , oh sorpresa, hacia adentro. Ausencia de la casta que es el fusible. Se acobarda, no puede haber ligazòn y todo queda en una cerrada ovaciòn.

LORENZO

Autèntico debut en Colombia.

El toro se va quedando cortò , mide mucho, viene pero no se va, le cuesta al toro y lo preceptivo es la muleta retrasada. El toro no se rebosa en la muleta, gazapea ( caminador ) y cada vez es mas corta la embestida. El se dobla alargándola pero el toro " suelta la cara" (antes se decìa "calamochea")

Pincha.

El sexto, que provenìa de un semental exitoso de Las Ventas " Nueva Ropa" no cambia las tornas y por el contrario, como iba hacia adentro hay un momento que lo prende de mala manera y cae estrepitosamente con un golpe fuerte en la espalda. Se refugia en tablas....Bueno, el quinario con la espada y el descabello.

La tarde nublada en lo climatològico se torna igual en lo taurino y salimos dolidos porque Carlos Barbero , ganadero pundonoroso no encontrò la vía del triunfo con su encierro. Eso sì intachable por presentaciòn,como es habitual en Santa Bàrbara. Y estamos dolidos por los sucesos de Medellin que implican que se cerraron los caminos para rehacer la temporada de este 2019.

Hay dìas, como señalò el poeta. Hay días nublados para la tauromaquia

Categoria: