La calidez de Sevilla en la alternativa de Aguado y la despedida de Quinta

A la corrida de Garcigrande en Sevilla en esta feria de San Miguel le ha faltado clase , ritmo y casta en una tarde emociones con la alternativa del sevillano Pablo Aguado y la retirada en La Maestranza la plaza que lo vio por vez primera como picador hace 28 años de Manuel Quinta y que desde entonces se puso al servicio del maestro Ponce que le brindò el cuarto y luego lo sacò a dar la aclamada vuelta al ruedo....

Toros sin entrega, que echaban las manos por delante, y como ese primero de Ponce se parò y embestia màs un gato de porcelana chino....Tampoco el valenciano estuvo acertado con la espada en el cuarto porque si no, hubiera cortado una oreja. Pero esa carga emocional de un torero asentado, de recursos, de imaginaciòn quedan en el albero de una plaza en la que ha concedido 6 de las 71 alternativas de su larga y prolifica carrera...

La corrida , para infortunio de la fiesta, jamàs rompiò....

Es verdad que el alternativado mostrò ganas, firmeza, quietud, serenidad, vamos que no le pesò el compromiso, no estuvo fino con la espada y perdiò la concesiòn trofeos en su lote..Dejò gotas de lo que puede ser en el escalafòn mayor y se suma a esa generaciòn de jovenes talentos como Alvaro Lorenzo, Varea, Romàn que hoy se codean con las figuras.....

El primero de Talavante, alegre, eso sì , le permitiò al extremeño ese toreo de finas esencias, cambios de mano, toreo de mano baja y unos ayudados por bajo de cartel....Una oreja, la ùnica del festejo...En el quinto, un toro que cabeceaba, sin armonìa en las embestidas y que llevaba la cara a la altura del estaquillador, estuvo solvente pero al conjunto por las carencias del toro le faltò rematar.....

Agradecer esos silencios de La Maestranza , la finura de detalles de su aficiòn como esa despedida a Quinta, como arroparon al joven Aguado, como percibieron la maestrìa ya cantada de Ponce y esos destellos de luz de Talavante, tambien gracias a ese cielo velazqueño. ùnico que se hace màs misterioso sobre las 8 de la tarde cuando cede a la noche sus trastos un dìa soleado...Entonces, ya sabìamos que la corrida se nos iba por el sumidero de la ausencia de entrega , vale decir, insisto, de la casta ese fusible tan imprescindible para que esta fiesta perviva en la emociòn de los aficionados..

NOTA AL MARGEN CON CALAMARO DE FONDO

Andrés Calamaro, que acaba de recibir el Premio Manuel Ramírez, de ABC, ha dicho que la Fiesta es “arte que ofrece la vida; es la noble tentación de mirar a los ojos a la eternidad”. Aunque algunos no sepan verlo.

RESUMEN DE LA TARDE DE SAN MIGUEL

Enrique Ponce, silencio y vuelta.

Alejandro Talavante, oreja y ovación.

Pablo Aguado, que tomaba la alternativa, vuelta al ruedo y ovación.

Categoria: