Josè Tomàs y "El Chano" terminan la maratón de Berlin

Vicente Yángüez, El Chano, fue banderillero durante más de dos décadas hasta que un toro le arrolló con violencia en la plaza de Ávila en julio de 2012.

Su cuerpo se rompió partiéndose la vértebra L1. La silla de ruedas le esperaba. Pese a todo, el torero supo agarrarse a una nueva motivación de la mano del handbike.

Vicente recuerda a la perfección aquel incidente de hace cinco años: "Como si hubiese pasado hace cinco minutos", dice. De la enfermería le trasladaron al hospital de Ávila, donde le confirmaron el diagnóstico, y de allí al de Salamanca. La cogida fue a las 22.30 horas y a las 3.00 de la madrugada, Cristina ya estaba a su lado. Aquel día esperaba la llamada de su marido, "como hacía siempre después de torear", pero quien le llamó fue un compañero. Cinco días después le trasladaron al hospital de Parapléjicos de Toledo.

En los ocho meses que estuvo allí aprendió a tener el mayor grado de autonomía posible y decidió dedicarse al atletismo adaptado porque las carreras eran su otra gran pasión. Encargó a Estados Unidos la silla para entrenarse y competir, pero mientras la esperaba un amigo amputado que vivía en Toledo le dejó probar su handbike de paseo y le encantó. "Sientes una libertad que no veas. Llevas un tiempo en silla de ruedas y te dejan pedalear y vas rápido", explicaba hace tres años en un reportaje en MARCA.

Empezó a entrenarse y el seleccionador nacional de ciclismo paralímpico, Félix García Casas, se fijó en él. Cuando le llegó la silla de atletismo ya era demasiado tarde, Vicente estaba enganchado al ciclismo y la dejó aparcada.Cambio de vida.

El Chano, que el pasado mes de julio se subió al podio en el II Open de Andorra, convive con las alegrías y penas que da el deporte paralímpico. Su sueño era estar el año pasado en Brasil, incluso crearon un evento con figuras del toreo para ayudarle, pero finalmente aquel anhelo se esfumó. Pese a no estar en Brasil, su pasión por el deporte no ha hecho más que aumentar.Así lo demuestra su última participación en la maratón de Berlín de este domingo, donde estuvo acompañado por el torero José Tomás. Lo hizo gracias al patrocinio de la Fundación José Tomás, quien le ayuda desde hace unos años.

Aquel accidente le truncó su vida en el mundo de los toros, pero le aumentó su pasión por el deporte.

Categoria: